domingo, 3 de octubre de 2010

Olivier Messiaen

Olivier Messiaen pasó largos años de presidio en una prisión…. Siempre fue un hombre de fe.
En su juventud fue lector compulsivo de cuentos de hadas y de Shakespeare : “Estoy seguro de que he llegado a ser creyente por los cuentos de hadas… Yo sentía la necesidad de vivir lo maravilloso, pero un maravilloso verdadero. Lo maravilloso, por lo general, se encuentra en los mitos, en las historias imaginarias, mientras que, en la religión católica, lo maravilloso que se te ofrece es verdadero….

"Se puede decir que he pasado, insensiblemente, de lo surreal de los cuentos de hadas a lo sobrenatural de la Fe.”



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.