viernes, 1 de octubre de 2010

Para Ana fue Lluvia Gris

A Ana la conocí en cuarto de Violonchelo. Nuestro profesor del Conservatorio de Sevilla nos citó un día en su preciosa casa de Heliópolis para hablarnos de la sexta suite de Bach.
Cosa imposible, por cierto.


Lo último que supe de ella es que para quitarse la vida se colgó de un olivo cerca de un campo que hay en las afueras de Sevilla. Ni siquiera, ella sabe, que fue la leña del árbol caído que dirigió esta copla.

Ni siquiera yo sé, lo que pretende o quiere decir esta canción que compuse.
Habla de la muerte, eso sí lo sé. Pero ni siquiera ha pasado los siglos correspondientes y necesarios para hablar en público de una mujer a la que amé con lo mejor que había en ese momento en mi.

¿Qué estoy haciendo entonces?
¿De quién estoy hablando?

Cuando esto acabe yo no quiero que me mandes flores a mi salud
Que todo siga igual en nuestro amor.
Recuerdas aquellos días que la lluvia era de un intenso gris
Que todo siga igual en nuestro amor.
Buscaré donde está la luz buscaré dónde estás tú
Fragancia llenas de misterios inunda este corazón
De nuestro amor. Termínalo, soportaré la lluvia gris
dentro
De mi alma


02 - LLuvia Gris by Loquaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.