jueves, 19 de agosto de 2010

Un adolescente en la retaguardia: memorias de la Guerra Civil (1936-1939)

de Plácido María Gil Imirizaldu (Click)

Este libro nos ofrece un testimonio sereno y transparente de la persecución religiosa desatada en la Guerra Civil española. Su autor, monje benedictino de la Abadía de Leyre, tenía quince años al comenzar la contienda, y se preparaba como estudiante en el monasterio de El Pueyo, en Barbastro. Esta ciudad aragonesa fue uno de los focos más terribles de la persecución religiosa, con decenas de ejecuciones de religiosos y sacerdotes, incluido el obispo de la diócesis, Florentino Asensio. Todos los monjes de El Pueyo fueron ejecutados tras un periodo de detención, cuyo dramático relato queda reflejado en este libro. Tan sólo Miguel Gil y cuatro jóvenes compañeros salvaron sus vidas gracias a su juventud, y se vieron abocados a servir como camareros en la cantina de los milicianos anarquistas de Barbastro. Aquí arranca una serie de aventuras que sólo culminarán con el final de la guerra y el retorno de Miguel (que tomará el nombre religioso de Pácido) a la Orden benedictina.

Más información CLICK

La mirada del narrador sobre el tremendo drama de la persecución religiosa nos permite comprender mejor la conciencia y los sentimientos con los que acogieron el martirio aquellos religiosos: no hay rastro de rebeldía ni de rencor, sino entrega confiada en Dios, perdón de los verdugos y ofrenda por una convivencia en paz. En el curso de la guerra, el joven Miguel descubrirá también cómo se mezclan el trigo y la cizaña: en medio de la violencia y el odio sectario, encontrará también buenas personas que lo cuidarán y respetarán sus creencias. Y a lo largo de tantos meses de añoranzas y zozobras, se mantendrá viva la fe sencilla de aquel joven testigo de nuestra tragedia nacional. Ahora, en la madurez de su vocación religiosa, nos ofrece la memoria viva de aquellos acontecimientos, con deliciosa frescura y sencillez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.