viernes, 20 de agosto de 2010

Proselitismo feminista con Marruecos....Jeje je.


¿Alguien se imagina que el de la foto esta cursi de la Izquierda fuese un hombre policía en vez de una mujer policía?

Ni de coña, cierto. Aunque la verdad, estamos llegando a unos niveles de testosterona* masculina tan bajo, y de tan pobre nivel (tantos años inoculando el relativismo más pertinaz de Europa, es lo que tiene), que todo se andará.


Eso de querer hacer proselitismo feminista mandando a mujeres policías a la frontera que separa un país occidental y democrático con una teocracia medieval de corte islamista, queda muy bien para comentar con las mariprogres compañeras mientras se toma una el cafelito en el bar del Ministerio (“con sacarinas, yes“), pero a la hora de la verdad, para que estos bestiajos adoradores del sultán de la morería te respeten, debes mandar a tipos duros con cara de pocos amigos dispuesto a lanzar alguna que otra colleja.

Ya, no es politicamente correcto, pero, es que la vida es muy dura, ministresa.


*
La testosterona es una hormona androgénica producida por los testículos.

10 comentarios:

  1. ¿Y por qué no vamos a poner a mujeres policías o guardias civiles en la frontera marroquí, Bate? Como en cualquier otra. Si ellos son los machistas, el problema es suyo. Que viene un morito que no quiere obedecer lo que se le dice porque quien se lo dice es una mujer, pues patada en el trasero y que se vuelva a su desierto, ¿no?

    ResponderEliminar
  2. Donde no hay testosterona es en la Moncloa. Tú dale vía libre a la policía, que ya verás como sabe por dónde darle al morito, ya sea un policío o una policía (que diría Bibi). Pero si encima que te insultan, tienes que ofrecerles un té y unos dátiles, además de hacer reverencias (muy en silencio, eso sí, no vaya a ser que con el movimiento despiertes al sultancito)..., pues así nos va con el capullo del puñetero Marruecos.

    ResponderEliminar
  3. Si, claro, sería lo suyo.

    S.Cid, ¿sabes que el ministro de interior, Pérez Rubalcaba, ha dado ya la orden
    de retirar a las mujeres policias de la frontera de Melilla?.
    ¿Y que a la ministra de igualdad no se le ha visto el pelo de la dehesa en todo el conflicto?
    ¿Dónde está el feminismo defendiendo a las mujeres?.

    Todo es un engaño, es la clásica hipocrecía de la socialdemocracia española.

    Ahora te pregunto yo. ¿Tú mandarias mujeres a primera linea de guerra?
    ¿Qué prefieres si un día sale ardiendo tú casa, que te rescate un bombero o una bombera?

    Hay sitios, lugares, donde la demagogia feminista no casa bien con la realidad.

    Y los marroquíes, no respetan la autoridad de una mujer policía. Y eso es lo que hay.
    Yo lo que quiero es que esa frontera funcione, ganarla para nuestros intereses y políticamente, como que me da igual que halla mujeres. Pero si tengo que tener a alguien a mi lado cuando llegue la hora de repartir mandobles, prefiero tener un tio con la testosterona por las nube, a mi lado.
    Ley de la selva.

    De esta idea no me baja nadie.

    Yo no le doy la razón al gobierno por haber quitado a las mujeres de lugares delicados donde de vez en cuando hay que pegar un par de hostias para recuperar el orden, se la quito, por haberlas dejado al pie de los caballos.

    ResponderEliminar
  4. Con 100 legionarios se acaba el problema rapidamente.
    La cuestión es saber si este desgobierno, de verdad quiere acabar con el problema o no le interesa.
    Igual el morito coronado se enfada y habla, un poco mas de lo debido del 11M.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. bate, ¿y si la bombera es una grossen Frau?
    De lo que se trata es de que la persona reúna los requisitos físicos (resistencia, fuerza, agilidad...) para el puesto de trabajo.
    Y con una cuantas de esas policías con mala leche, que sí existen, en la frontera, y, por lo menos sin esas órdenes traidoras, no sólo dejan el pabellón alto, sino al imbécil de turno por los suelos (posiblemente, con grandes sonrisas tras los velos testigos).

    ResponderEliminar
  6. Carloscc : Con 110 legionarios "semos" capaz de evangelizar otra cultura.

    Posodo: Ms.grossen Frau debe volver a sus quehaceres.Los de toda la vida.

    ResponderEliminar
  7. De vuelta a la Madre Patria, te contesto: a ver, que no soy una feminista irredenta, Bate. Si estoy en peligro, que me rescate quien sea, pero que lo haga bien... Claro que..., puestos a elegir, elijo un bombero forzudo y guapetón... ;-), jejeje.

    Lo que yo quería decir es que no tenemos por qué cambiar nuestras costumbres porque a los moritos marroquíes les salga de la chilaba. Estoy segura de que una policía tiene formación suficiente para reducir a un tipo de esos. Si no es capaz, entonces la guapa policía a las oficinas y que se mande a un aguerrido guardia civil, pero, caray, si pueden hacerlo, que les dejen hacerlo y que encima no se les dé órdenes de quedarse quietecitas, caray. Un buen golpe con la porra y a otra cosa. Eso es lo que hay que hacer con la autoridad de la policía: apoyarla y no cambiar nuestra forma de comportarnos y de organizarnos sólo porque al morito de marras no le salga de las babuchas obedecer a una mujer.

    Yo tuve un alumno marroquí en clase que me miraba con cara de asco cada vez que le daba una orden y se hacía el marrullero para no obedecerme. Me echó el pulso y se lo gané cada vez que lo intentó porque testosterona no tendré; pero estrógenos..., sí. No obstante, un día, harta ya de tanta lucha, lo saqué de clase y le dije bien clarito: "estás en un aula española y aquí mando yo y tú u obedeces o a tu país con el rabo entre las piernas, a comer arena del desierto". ¿Tuve problemas? No, porque me fui directa al director y le conté lo que había pasado, lo que yo le había dicho y exigí apoyo total. Me lo dio y el morito marroquí no volvio a levantar la mirada en clase. ¿Hubiera sido mejor cambiarme por un profesor? Caray, eso sí que me hubiera dado rabia, Bate, no por feminismo, sino porque... ¿después de todo lo que estudié y me esforcé, por qué no iba a poder desarrollar mi trabajo y ganarme mi sueldo en mi país de la forma en que está establecido? ¿Sólo porque a un imbécil de moro no le dé la gana obedecerme porque soy mujer?

    A eso es a lo que me refiero. No se trata de feminismo bibiano. Se trata de no bajarse los pantalones. Es más, si esa mujer policía fuera capaz de reducirlo..., ¿no sería genial? Más humillación aún.

    ResponderEliminar
  8. S.Cid: Suerte tuviste de que el director no fuera de la escuela de Freddy. Si no, lo mismo te hubiera puesto una denuncia por racismo y maltrato de tiernos infantes.

    ResponderEliminar
  9. Posodo: Era un director chapado a la antigua. Una vez uno de los alumnos me hizo un gesto obsceno y lo mandó a su casa unos días. La cuestión es que el colegio estaba plagado de gente conflictiva y no se podía tener mano blanda. Una vez, un alumno, al pasar yo por delante de él en el pasillo, se llevó el dedo índice al cuello y lo deslizó de un lado a otro, mientras me miraba. ¿Me amenazaba con degollarme? Bueno, me llevé la mano a la pechera, la metí dentro de la chaqueta y la saqué simulando una pistola. Apunté a su cabeza... y disparé. Nunca más volvió a "degollarme".

    Mi comentario al alumno puede sonar racista, pero fue fruto del cansancio. En principio no le diría eso a nadie, pero no tolero lo intolerable. Tolerancia, que dice el tal ZP, sólo con lo que puede ser tolerado.

    ResponderEliminar
  10. S.Cid: te recomiendo el revólver, que no se encasquilla, mientras que la pistola sí tiene ese riesgo.
    ¿Y qué ha sido de ese Director bien cuajado? (aunque veo que tú no le vas a la zaga). Entiendo que el heredero más que cuajado, se ha cortado, ¿es así?

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.