jueves, 19 de agosto de 2010

La socialdemocracia española (es su criatura) podría colocar bajo el dintel de las entradas a la Universidad una leyenda que recordara el Infierno de Dante Alighieri:

“Perder toda esperanza de alcanzar la excelencia”

Ninguna universidad española entre las 200 mejores

(Click)


«Por mi se va a la ciudad doliente,
por mi se ingresa en el dolor eterno,
3 por mi se va con la perdida gente.
La justicia movió a mi alto hacedor:
Hízome la divina potestad,
6 la suma sabiduría y el primer amor.
Antes de mí ninguna cosa fue creada
sólo las eternas, y yo eternamente duro:
9 ¡Perded toda esperanza los que entráis!»

2 comentarios:

  1. La casta política, cómo no, a veces cae en la terrible tentación de comparar el crecimiento socio/económico español con los éxitos deportivos.
    El deporte no crea trabajo, sólo unos privilegiados -con sus esfuerzos se lo coman-, logran vivir de él, y de qué manera.
    Bien, es la economía de mercado, eso es lo que hay.

    Ya se cuidan ellos de que la gente no miren a la universidad..

    España, país de funcionarios

    ResponderEliminar
  2. Pues si la universidad está así ahora (llena de logsianos), espera a que vayan llegando las nuevas hornadas y verás... ¡Qué pena!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.