viernes, 6 de agosto de 2010

El País ataca de nuevo al Papa

















Click aquí
Hoy en día, en España, no queda ningún partido de izquierda o semajante al que se le pueda calificar decentemente. Se han convertido todos en pocos años en una ralea social, económica y sectaria donde sus prejuicios, cebados lentamente al fuego lento de la hipocresía, campa por sus anchas, convirtiéndose así, en verdaderos laboratorios ideológicos donde cualquier oposición a sus dogmas, son tomados por cismas que alientan al guerracivilismo. A veces, pareciese, que están deseoso de volver al pasado.
No creo eso, la verdad, viven los compañeros y las compañeras (la compañería) muy de puta madre para tan ingente labor.
Doy fe de ello. Conozco a unos cuantos, y la humildad y la austeridad no rigen sus vidas. Ni tan siquiera sus haciendas.

La ingeniería social socialista que practica el gobierno más totalitario de occidente, con el pasmo de León a la cabeza -
verdadero monstruo de siete malignas cabezas malintencionadas y diabólicas, o, diabólicamente malo-, en nuestro país, es desde hace mucho tiempo una terapia cainita que parte de la revisión de la historia (Ley de Memoria Histórica) española, y termina, si termina, por ende, con la difícil tesitura, pero adaptable, de cambiar los hábitos socios/políticos/morales/religiosos etc..., de gran parte de la población española, de común, la más débil, permeable y timorata. Si no podemos cambiar el pasado -que están en ello, vaya si están-, al menos, cambiemos el futuro. Entretanto, el aborto -solo un ejemplo-, por arte de birlibirloque lo han transformado en un Derecho jurídico intrínseco a la mujer. El hombre no pinta nada, ¿y el niño?, el niño que se joda. Ya saben: ¡Nosotras parimos, nosotras decidimos!.

El Pravda, conocido por El País, y antes, diario independiente de la mañana (jijijijj), es referente común y de lectura obligatoria a toda persona autodenominada de progreso (esta gente empieza por falsear dónde se halla el verdadero progreso y concluyen alabando las dictaduras comunistas), representa por si sólo, el paradigma de toda la infamia, bajeza y ataque que cualquier persona con un mínimo común de dignidad personal debe soportar.
Una vez desmalazado el mito, la utopía, el triste eslogan -con ello me refiero a que son solo pobres hombres estos periodistas llenos de rencor y odio hacia todo lo que representa el cristianismo en nuestro país- ; uno, comienza a darse verdaderamente cuenta de el daño que viene infringiendo este jodido periodicucho a nuestra nación.
Verdadero panfleto estandarte islamista. Industria pesada facturando odio hacia la cruz. Enemigo declarado de occidente. Inventor de modas que denigra a la persona.


Acabemos con una buena noticia, refrescante: El grupo Prisa cae en picado.
Mucho están tardando.... Todo lo que se funda en la mentira y el odio, acaba por besar el suelo.

Todo.

4 comentarios:

  1. Diario independiente de la verdad y de la mañana, dependiente de las dádivas socialists.

    ResponderEliminar
  2. El tema del Papa y El País es la historia de una obsesión enfermiza, D. Bate.

    Recuerdo una vez que llevé al director fotos de una reunión de 500.000 jóvenes con el Papa en Galicia y las rechazó para elegir en su lugar en primera página una de un concierto, el Espárrago Rock. No recuerdo pero creo que este festival nunca en su historia pasó de 20.000 asistentes.

    Saludos, amigo.

    Periodismo

    ResponderEliminar
  3. Lo mismo, mismito oí en las noticias de TVE el pasado fin de semana que estuve en Madrid. Hago la aclaración porque en el hotel el televisor se encendía siempre con TVE y dio la coincidencia.
    ¿Se la pasaron unos a otros?

    ResponderEliminar
  4. Es posible Caraguevo.
    Estos periodistas están todos cortados por el mismo patrón, y al servicio del mismo patrón.

    Y para acabar diré que donde hay patrón no manda marinero...
    Ea!!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.