domingo, 11 de julio de 2010

Última entrevista de Dennis Hopper en «Vanity Fair»

Click.

La entrevista no giró únicamente entorno a la carrera profesional de Hopper.
El actor no tuvo ningún inconveniente en responder a Colacello sobre su ideología política.
En las elecciones de 2000, Hopper votó por Bush.
"Miré a los dos candidatos y dije: ¿a quién prefiero tener a mi lado en una pelea? A Bush, y esa es la verdad".

14 comentarios:

  1. ¿A Bush? ¿Al demonio de todos los demonios mundiales? Pero este tipo no sabe lo que dice. Hoy no, que hace mucho calor, pero mañana tendrá a los de la ceja en la calle. Por facha.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que a este hombre le da igual lo que piensen los de la Ceja de jólivu. Murió hace un par de meses, S.Cid. También le preguntaron en otra entrevista porqué votaba antes a los Demócratas. ¿Y sabes lo que dijo?:" Antes estaba siempre borracho y drogado".
    Qué bueno el tío, joder.

    ResponderEliminar
  3. Me hiciste recordar a algo que dijo Tom Wolfe con anterioridad a las últimas elecciones ganadas por George Bush: "Estoy deseando que gane Bush, aunque sólo sea para ir al aeropuerto a despedir a todos los que dijeron que se irían del país si él ganaba".
    Como sabemos, George ganó, y de aquellos cantamañanas, ninguno abandonó los USA.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. En una entrevista con el finado, me llamó la atención el coche que tenía: un Cadillac Seville.
    Seguro que también llevaba un ZIppo, unas botas de serpiente, una hebilla de plata en el cinturón, un reloj Timex, un anillo del ejército o alguna hermandad universitaria, un bolígrafo Cross, una petaca con Jack Daniel's...

    ResponderEliminar
  5. .....y siempre con buenas minas.
    Acabo de termminar El Camino del Norte de Vázquez-Rial y se me pegó lo argentino, viste.

    ResponderEliminar
  6. Mira que dialogo:

    - Los hombres inteligentes siempre son fascinantes, si no son soberbios. ¿Usted a que se dedica, señor Rotta?
    -Llámeme Bruno, por favor, y si no le resulta demasiado difícil, tráteme de vos. Estoy retirado. Fui empleado en una empresa. Fui músico.
    - Nunca se deja de ser músico, me parece, como nunca se deja de ser nada que suponga un don.
    -¿Qué instrumento?.
    - Violín. Aunque también toco dignamente la guitarra y el piano.

    Creo que fue S.Cid la que hizo referencia a este libro en su blog. Siempre se lo agradeceré.
    Podría escribir miles de diálogos como éste. Tantos como palabras tiene el libro.

    Sí, me gusto, y mucho.
    Me ha hecho sentir de manera muy cercana lo que significó el "corralito" en la Argentina, de una manera bastante gráfica.
    La radical pobreza que supuso ese crack financiero para muchos.

    ResponderEliminar
  7. Los diálogos del libro son inigualables.
    Si te gustó, entonces te recomiendo que sigas con otros títulos del mismo autor. De los que resultan sencillo, más o menos, de conseguir en España, están: "La capital del olvido", "Soldado de porcelana" e "Historia del triste".
    Y para acabar, un par de recomendaciones:
    "Nuevas historias de hombres casados", de Marcelo Birmajer y "El rufián moldavo", de Edgardo Cozarinsky.

    ResponderEliminar
  8. Ahora me queda la duda de saber si es mejor escritor o articulista:


    El Siglo de las Luces
    Por Horacio Vázquez-Rial

    ResponderEliminar
  9. Tomo nota Guido. Gracias.
    Ahora que parece que empienzo a coger un poco de resuello, intentaré dedicar más tiempo a los libros.
    ¿Te dije que me traje algunos libros de Sevilla?. Es maravilloso reencontrarme con mis libros. Volverlos a oler. Tocarlos.
    La sensación es tan bonita como la de abrir un disco antiguo. Lástima que con tanta nueva tecnología perdamos de vista el contacto casi místico que teniamos con nuestras cosas más íntimas. Fotos, libros, discos, etc..

    ResponderEliminar
  10. Horacio Vázquez-Rial es un tipo muy lúcido, que escribe con igual maestría una cosa que otra.

    Entiendo lo que me dices de los libros. A mí también me pasa, y de vez en cuando, de noche, enciendo la luz del velador para contemplar las estanterías llenas de ellos. Luego la vuelva a apagar.

    ResponderEliminar
  11. Se contempla lo que se quiere, pasa también, con el sueño de los niños, vamos, encendemos la luz, vemos que todo está en su suitio, y nos volvemos a la cama.

    ResponderEliminar
  12. Sí, es como cuando echas un polvo con una tía que está muy buena y luego te despiertas antes que ella. La míras y lamentas que no sean horas de llamar a ningún amigo para contarlo.

    ResponderEliminar
  13. Eso que dices Guido le pasó al torero Luís Miguel Dominguín(padre de Mguelito Bosé)con la actriz noteamericana Ava Gadner. Se levantó de la cama, y ella le preguntó que a dónde iba:
    "¿qué a dónde voy?.. pues a contarlo, a dónde voy a ir guapa...."

    Saludos.
    ¡¡¡Vamos a meterle a los tulipanes tres por lo menos!!!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.