domingo, 11 de julio de 2010

Sobre la manifestación de ayer de los catetos subvencionados en Barcelona

El Editorial de hoy del ABC referente a la manifestación que se marcaron los catetos de Cataluña para pedir más pasta, denota una inocencia, por otro lado, muy común en la prensa de tirada nacional. Estamos con los complejillos de siempre y en no llamar a las cosas por su nombre:

La manifestación de ayer en Barcelona contra la sentencia del TC sobre el Estatuto catalán es fiel reflejo de las maniobras oportunistas de un amplio sector de la clase política en vísperas de las elecciones autonómicas. Es falso, en efecto, que exista una unidad de acción entre los partidos y asociaciones convocantes, como demuestran las graves dificultades para alcanzar un acuerdo sobre símbolos y lemas y la ausencia de un comunicado conjunto


¿Cómo que no hay unidad de acción? Volvemos a la sinécdoque que tanto daño hace al entendimiento, y al bolsillo.
Cuando yo voy a un restaurante y pido pollo a la jardinera, lo importante, siempre, es el pollo, llegado el momento puedo llegar a un acuerdo con el artista de la cocina (antes cocinero) para que me presente la guarnición del jardín con más ajo o menos cebolla, pero el todo de la parte, siempre es y será el pollo.
Pues con lo de la división de la unidad de acción tres cuartos de lo mismo. Quizá a un cateto le guste más una pancarta que otra, una bandera que otra, que los catetos para estas cosas son mu mirados, pero al final, todos van a por el pollo, la parte, o sea, la pasta, o sea, donde haya que llegar para mantener su
estatus, sus privilegios, su mamandurria. Y eso es lo que hay.
¿Unidad de acción?, toda.



6 comentarios:

  1. Jajajajaja, mira Bate, lo que está sucediendo en Ex-paña últimamente me tiene tan asqueada, que de tu entrada de hoy prefiero quedarme con lo del "pollo a la jardinera", jajajajaj (artista de la cocina, antiguamente llamado cocinero), jajajajajaj. Pero mira que eres ocurrente.

    De los nacionalistas estos..., que se independicen ya. Fuera de Ex-paña todos ellos para que podamos volver a ser España.

    ResponderEliminar
  2. Se está creando entre la gente más Liberal del país una corriente de repulsa cada vez mayor a los nacionalistas. Sería cuando menos gracioso, además de una paradoja, que al final, los sociatas fueran los defensores de la unidad de España.

    Para mear y no echar gota, ...tela!!.

    ResponderEliminar
  3. Tanto complejo es lo que nos mata, y de eso se llevan aprovechando desde 1975.

    ResponderEliminar
  4. ¿Cuando hablas de catetos te refieres a los catalanes, o a tu expediente del graduado escolar?

    ResponderEliminar
  5. Anónimo, simplemente leyendo, se ve que se refiere a los nacionalistas (en este caso, relativos a Cataluña, pero porque están de actualidad, no porque sólo estén en esa región), y a quienes argumentan como ha hecho usted.

    ResponderEliminar
  6. Aspirante, el día que dejemos(dejen) los complejos, cambiaremos, a mejor.

    Posodo, catetos, los hay en todos los sitios. En los lugares con ganadería nacionalista, esta catetez se nos presnta más desnuda, más profunda.
    El nacionalismo no deja de ser una enfermedad mental, una metáfora de los prejuicios, algo así, como el enamoramiento febril de un pueblo.
    Están abocado al mayor de los desastres.
    Acabaran por pedir asilo, al tiempo.


    Gracias, amigos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.