lunes, 26 de julio de 2010

El País, la bandera española y Felix Monteira, apostol de la libertad.

Del Blog de García Francés

He dejado pasar un tiempito, pero se lo voy a contar a ustedes. El otro día me llamó un amigo de El País. Dijo, "te vas a reír, o vas a llorar. ¿Recuerdas la bandera de España que pusiste en tu mesa y el follón que te montaron los jefes para que la quitaras? Pues hoy, con el Mundial, El País está saturado de banderas, los tíos la llevan colgada del cuello y las tías como pareo". Ni me reí, ni lloré. O grados.

En Octubre del 2002, me enviaron una banderita española firmada por los amigos que acudieron a una manifestación en San Sebastián. Convocaba Basta Ya, el lema era Contra el Nacionalismo Obligatorio y participaron Mayor Oreja y Redondo Terreros. Fue un éxito. Por cariño, la puse sobre mi mesa en El País. En las paredes de la redacción colgaban otras banderas republicanas, palestinas y vascas. El gesto me costó un enorme disgusto en el diario en las siguientes elecciones.

Un miembro de CCOO, redactor de internacional, secuestró mi banderita, luego sufrí agresiones verbales por parte de algunos compañeros y jefes, muy especialmente del perro que soltaron para roerme las canillas, el entonces subdirector Félix Monteira, más tarde director de Público y hoy Secretario de Estado de Comunicación del Gobierno de España. Félix, excelente periodista y comisario político, me acusó durante semanas de llevar a la redacción la guerra de las banderas, y sus palmeros, de facha y otras memeces parecidas.

Yo respondía atónito que estaba en España, dentro de la ley (Artículo nº 4 de la Constitución), y que en la redacción se exhibían otras banderas. Pero, no hubo manera. Chantaje y sectarismo, por delinquir mostrando la bandera de mi país. En Madrid. En el diario independiente de la mañana, en el templo de la libertad. Al final, decisión salomónica, ordenaron quitarlas todas. Me alegro que "el milagro del fútbol", como dice Teo Uriarte, haya levantado la veda de la bandera española en el diario El País. ¿Será momentáneamente?

4 comentarios:

  1. Que fuerte, aunque sólo se le ocurre a usted testimoniar de Basta Ya en la cueva del Sigamos Hasta Dónde se Pueda...

    Es como ir a trabajar al Sport con la camiseta de Raúl.

    Ahora que sí. Que toda la razón, muerte a los comisarios...

    ResponderEliminar
  2. Ya se sabe, siempre dando lecciones de tolerancia.

    ResponderEliminar
  3. Qué tipos más pirados, fanáticos y aquejados de profunda necedad.

    Desconocía cosas de este tipo, pero alabo grandemente mi intuición, la cual me dicta no comprar nunca jamás este diario. Ni siquiera tocarlo, no vaya a ser que me salga erisipela.

    ¡Cuánto daño está haciendo al país esta gentuza!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.