domingo, 27 de junio de 2010

Las negociaciones para liberar a la periodista española S.Cid van por buen camino

Quiero hacer un llamamiento público a la calma. Especialmente a la familia de la señorita reportera. No puedo ir más rápido en este delicado asunto. La burocracia Gongelandesa, es aún peor, que la española. Estamos negociando un acuerdo con la nueva cúpula política del país,si cabe, más corrupta que la anterior.
En España, nuestro enlace con el Ministerio de Exteriores será el caballero Posodo, conocedor en profundidad de la filosofia moratina y penca que rige la cancillería hispana.
Tenemos trabajando con nosotros varios agentes israelitas del Mossad; lo que vayamos aclarando en dicho negociado, nos lo dirá el señor Guido Ginzi, antiguo colaborador de los servicios secretos judíos en los asuntos de la antigua Yugoslavia. Actualmente destinado en Madrid, pero con un pie en Calgarý (Canadá).
Locuaz está gestionando ayuda humanitaria con una empresa de embutidos y Chacinas ibérica cita en la ciudad de Gines (Sevilla) llamada Badía, para suministrar alimentos durante mi estancia aquí, ¿no, Locuaz?

Mucha suerte compañeros y compañeras. La vida de una compatriota está en juego.

8 comentarios:

  1. La señorita reportera está calmada..., a ver qué otra le queda, si no... Pero empieza ya a estar cansada y con color verde-musgo-de-celda de tanto esperar, caray, que parece la pobre una Penélope, pero sin lana con la que entretenerse. A ver si el caballero Posodo y don Guido y su Mossad la sacan pronto de allí.

    Mientras tanto..., srulupppp, se relame la pobre con los embutidos ibéricos (gracias, Locuaz) que le llegan. Algo es algo... ;-)

    ResponderEliminar
  2. No sé si has leido esta propuesta. Debo saber que hago con respecto a este tema, como debo actuar. Dame algunas coordenadas que me permitan tomar la iniciativa. No pretendo que te abrigues con el dichoso Sindrome de Estoeselcolmo, pero, vistas las cosas con su debida cautela, creo que sería lo mejor para todos. ¿No opinas tú lo mismo, S.Cid?

    ResponderEliminar
  3. Ni hablar del peluquín, majo. Yo no me caso. Así que ya puedes consultar a tu Consejo de Sabios (caballero Posodo y don Guido) a ver qué solución encontráis, pero casarme con Juslais Gongersen..., NO. :-p

    ResponderEliminar
  4. No será porque tu futuro marido no posee un nombre arrebatadoramente sensual. ¿Has conocido a alguien en tu vida que se llame Juslais? Juslais supongo que muchos, ¿pero con ese nombre?.
    De todas maneras, esta, será una decisión colegiada entre varias instituciones. La Casa del Rey está ya informada del incidente diplomático.

    ResponderEliminar
  5. Observo que me ha caído una cruz con el del Palacio de Santa Cruz.
    Lo del conocimiento 'en profundidad' debe de venir de cuando en dicho Palacio compraron un submarino, en la época de Morán, "porque en el fondo no era tan tonto".
    Ante la total ausencia actual de Tercios como Dios manda, intentaré documentarme sobre lo aplicado en el caso Eichmann, en Entebbe e Irán, para acudir en socorro de una compatriota.

    ResponderEliminar
  6. Posodo, todo por una compatriota que está en un peligro verdadero.

    ResponderEliminar
  7. En efecto. Hablaré con Alatriste.

    ResponderEliminar
  8. Yo no puedo expresar públicamente mi opinión ni dar detalle alguno, no sea que se entorpezcan las negociaciones...En este mundo, uno vale más por lo que calla, que por lo que cuenta.

    Saludos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.