lunes, 28 de junio de 2010

El Tribunal Constitucional avala la mayor parte del Estatut por seis votos a cuatro

Mi profunda reflexión tras leer (pufff....) el Texto íntegro del fallo del Tribunal Constitucional sobre el Estatut de Cataluña (PDF), es la que sigue; que le den la independencia, levantamos fronteras y aranceles, y aquí paz, y después gloria.
Ya está bien de cuentos, o todos somos iguales, o se acaba con los privilegios, y los privilegiados.

Más información aquí

Adenda: Ahora que entramos en el verano, donde la mayoría tenéis tiempo de sobra para hacer lo que os apetece, os recomiendo esta lectura, es un texto un tanto farragoso, pero seguro que pasáis, un buen rato a pie de playa.
Además, si os ve un progre enfrascado en su lectura, pensará que sois un intelectual comprometido.

8 comentarios:

  1. Mientras te leo escucho las noticias en la radio.
    Se me está revolviendo el estómago.
    Estos prevaricadores les han dado la independencia de facto, pero los paganos de la aventura somos los demás.
    Guillotina.

    ResponderEliminar
  2. Por lo que veo, hasta ahora ha sido un sucesión de tanteos. Y al final, se han decidido: cómo han calado a Marianín...

    ResponderEliminar
  3. Yo me lo he descargado en la versión alemana y en aranés.

    ResponderEliminar
  4. Ayer se dinamitó la Constitución del 78, y la sentencia del Estatut marcará un antes y un después en la Historia de España.
    De entrada se mantiene el término "nación" en lo referido a Cataluña, lo que suponde la voladura de la unidad nacional y la premisa básica de que la única nación es España.
    A partir de ahí se abre la caja de Pandora de futuras reivindicaciones ante la ONU,- como en el caso de Kosovo o Montenegro- y que supondrá una balcanización efectiva de nuestro pais dado que a Cataluña se unirán gallegos y vascos en un espiral a tumba abierta, en una carrera suicida.

    ResponderEliminar
  5. ¿Esto quiere decir, que el TC de mayoría conservadora, con ponentes propuestos por el PP... han buscado cargarse la unidad de España?

    Jesús

    ResponderEliminar
  6. Esto no es ásí, la independencia de Cataluña no es un hecho que afecte en exclusiva a los catalanes, por eso el derecho a decidir no es aceptable. La unilateralidad en la secesión supone la conculcación de derechos de los que hasta la fecha podían operar en cataluna en igualdad de derechos. Verbigracia, ponga uno de Fraga con negocio en Lérida (o al revés, claro). Y ese es solo uno de los aspectos (qué pasa con las pensiones, con el iva, etc...?) Es así que la secesión de la parte debe hacerse (o sólo puede hacerse) previo consentimiento o aceptación del todo.

    Por otro lado, el término nación carece de relevancia. No existen las naciones, existe el DNI, el Estado, la interacción histórica entre pueblos y los derechos y deberes de los individuos (e IAs) que lo sufren. Las naciones son entelequias y como tales puros nombres.

    El elemento determinante del Estatuto, su peligro real, venía en la soberanía, en la concepción del Parlament como depositario de la "Soberanía catalana". No reconociéndose eso, lo demás es más burocracia, más segmentación burocrática en la península, más duplicidad de servicio, más gasto, más obligaciones, menos derechos... Más ineficiencia.

    Visto desde España, quizá lo más inaceptable es la sacralización del PIB como factor vertebrador de las transferencia estado-autonomía. No se dejen engañar por debates simbólicos.

    ResponderEliminar
  7. De momento, en el Valle de Arán ya hace tiempo que los hay que se quieren independizar de Cataluña.

    ResponderEliminar
  8. Lo tuyo es valor. Más que El Guerra, vamos. Yo no me aclaro ni con los resúmenes, así que vaya por delante mi admiración.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.