jueves, 20 de mayo de 2010

Nada



VIDA

A Paula Romero

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.

Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!».
Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!».
Ahora sé que la nada lo era todo,
y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)

Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.



José Hierro

6 comentarios:

  1. Aunque no sea más que por este soneto, a José Hierro se le recordará como uno de los grandes de la lírica española.
    Esto es metafísica pura. Accesible y transcendental.

    La poesía aspira al máximo de contenido con la mayor economía de palabras. Aquí lo consiguió de forma magistral.
    Podría ser el epitafio de todos.

    ResponderEliminar
  2. A mi siempre me impresionó de este hombre su poderosa cabeza de general mongol y su quebrada voz por el aguardiente y el tabaco. Era todo un espectáculo escucharle declamar su poesía.
    Los últimos años de su vida iba siempre acompañado por una bombona de óxigeno. Siempre trabajaba en el mismo bar. Decía que necesitaba escuchar el murmullo del bar para centrarse.
    Yo cuando trabajaba en el bar de mi padre era capaz de estar leyendo un libro, mientras los parroquianos discutían de los asuntos más trascendente.

    ResponderEliminar
  3. No he escuchado la canción que subes en el post, Bate, porque hoy no me siento con ánimos musicales... Será que tengo la tarde tan definida como el título de tu post. La astenia primaveral, supongo...

    Ay..., qué ganitas de vacaciones, qué ganitas de cuponazo de la ONCE, qué ganitas de ALGO... ;-)

    ResponderEliminar
  4. Esta mañana entre una cosa y otra acabé leyendo ESTO, te recomiendo que le eches un vistazo, yo estuve un buen rato partiéndome de la risa. Quizás, te valga para combatir la astenia primaveral.
    Aunque creo que el mejor antídoto para ese mal…, es que te toque un cuponcito.
    Las vacaciones. Yo gracias a Dios, cogeré 15 días en junio. Mi plan es pirarme a casa de mi hermana en Marbella, y sangrarle todo lo que pueda y deba(estamos en plena crisis, je jeje). Mucho sol -tengo que poner a secar mis doloridos huesos después de este invierno gongelandés que hemos tenido-, y mucho mar.

    ResponderEliminar
  5. jajajaja, qué bueno, Bate, qué noche la de aquel día... Jajajaja, cómo me he reído. Mira que me reí en su momento, ¿eh?, pues hoy otra vez. Sí que se me ha elevado el corazón, sí... Gracias, amigo ;-)

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.