sábado, 29 de mayo de 2010

Frase excelente del día

Sin haberse recuperado por completo de la demoledora verdad del Holocausto, Dwight Macdonald advertía en 1945 que ahora debemos temer más a la persona que obedece la ley que a quien la viola”

11 comentarios:

  1. En todo caso, deberemos temer a quien hace las leyes.

    ResponderEliminar
  2. Aspirante: Llegaremos a ver en España como a médicos y personal sanitario que no estén dispuestos a quitarle la vida a nadie(llámese aborto o eutanasia), los mandan como ganado a la cárcel.
    El aborto ya es un derecho, y quienes incumplen las leyes o no las acatan, van a la cárcel.
    A veces -nos enseña la historia-, el único lugar decente para una persona es la cárcel.
    Y esto es lo que viene a contarnos Dwight Macdonald, según lo entiendo yo, claro.

    Por supuesto que los que hacen las leyes son los verdaderos culpables de la nefasta y aberrante jurisprudencia, pero la sociedad civil, debe rebelare ante las injusticia o, se vuelve cómplice por omisión.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  3. Es que España, cada día se está volviendo más orwelliana, y todos sabemos gracias a quien...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. La desobediencia a una ley injusta no es sólo un derecho, es un deber.
    La frase de Macdonald me parece, como a tí, de rabiosa actualidad. ¿Será culpa de la Memoria Histérica?
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Guido: Ese alguien ha hecho mucho daño a la convivencia, a la libertad, a los más débiles. Somos más pobres, estamos peor preparados, dependemos cada vez más del exterior. Tengo la sensación que hemos retrocedido décadas.
    Dijo W.Churchill que "El Socialismo es la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia y la prédica a la envidia; su virtud inherente es la distribución igualitaria de la miseria", y este tipo,Rodríguez, está llevando su ideología hasta las últimas consecuencias.Eso sí, tiene una virtud el fenómeno, nunca ha engañado a nadie, otra cosa es quien se haya querido dejar engañar. Mentiras..., puff. ¿Ha dicho alguna verdad?, es lo que habría que preguntarse. No se le puede pedir peras al olmo. Y la izquierda, es lo que tiene, que siempre termina por hacernos más pobres.
    Todavía creo yo, que no estamos preparado para evaluar los costes que nos deja sus años en el poder.

    ResponderEliminar
  6. Adenda: veamos si se va, que esa, es otra...je jeje.

    ResponderEliminar
  7. ¡Alawen!, ¿donde te metes??
    Es una alegría saber de tí, de verdad.
    Pues sí, ya ves cómo está el panorama.
    ¿Tú crees que terminamos echando al ZP?, porque yo hay veces que no lo tengo tan claro.
    De Mariano no me espero nada, nada bueno.
    Oye, un saludo y un abrazo muy fuerte, amiga.

    ResponderEliminar
  8. La "obediencia debida" ha sido y es un subterfugio de cobardías,inmoralidades y crímenes absolutos.
    Jamás una ley,sea la que sea, puede prevalecer sobre los principios morales íntimos que conforman la identidad del ser humano como tal.

    ResponderEliminar
  9. Eso de la "obediencia debida" me suena aquello del derecho de pernada, Natalia.
    El problema que tenemos nosotros, Natalia, los españoles, es que han accedido al poder unos señores sin principios morales. Una auténtica cangrena para la vida de un país.

    ResponderEliminar
  10. bate: lo de la gangrena está bien traído.
    La secuencia es justo en la que estamos: herida-infección-putrefacción-muerte

    Lo que ya no sé es si con éstos llegaremos a la muerte,... o a la no-muerte

    ResponderEliminar
  11. Posodo; los dos términos acojonan. B.Stocker, el creador de Drácula, (de rabiosa actualidad en tu blog -no puedo enlazar, no sé que coño le pasa al PC-.)), nos hizo sentir con una precisión quirúrgica el alma de un NO-MUERTO.
    No es por nada, pero a Zp se le está poniendo una cara de vampiro que riete tú de la Vice y la Salgado.
    Las nenas góticas, ayudan, claro.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.