lunes, 8 de marzo de 2010

Información personal sobre el aborto


Más salvaje que una corrida de toros es lo que perpetran todo los días del año los médicos abortistas en las entrañas de algunas mujeres con el fin de masacrar la vida de un ser humano en ciernes, y este abominable hecho, el aborto como método anticonceptivo, acaba de ser aprobado por las cortes españolas como un derecho. ¿Desde cuando un asesinato es un derecho?.
¿Desde cuando en esta tierra tiene más valor el huevo de un buitre que el vientre fecundo que aloja en su seno un niño indefenso?.

Pues miren, desde que la casta política actúa como verdaderos buitres buscando la carroña de los votos de la manera que sea, y en el estercolero que sea. Y ese estado es primordial para que los ciudadanos anden totalmente embotados para no saber ya discernir entre el bien y el mal.
Que no de otra cosa va esta batalla, que nadie lo dude. Que no otro es el fin que tienen en el caletre estas mentes perversas.
¿Han visto la fotito de las brujas soltando unas risas y unos abrazos tras salir la Ley para adelante? ¿Díganme, señoritas del demonio, de que coño se ríen vuestras mercedes?
¿Tal vez del sufrimiento que estar al caer?
¿O es que les pone eso de decidir quien vive y quien no?.
Sea lo que sea, dan verdaderamente asco, y no un asco cualquiera, es un asco que me sale de las entrañas, que chorrea bilis a mansalva, que incluso me avergüenza sentir y me asusta, pero que no puedo controlar, ni quiero, porque sé que mientras sienta este asco insoportable, seguiré vivo, y seguiré dando gracias a Dios por permitirme ver que ante esta masacre lo mínimo que se le puede pedir a una persona que aún siga sabiendo colocar el mal en su sitio, es que sienta asco ante tanta barbarie. Asco de ver como se están cargando generaciones enteras en el nombre de una ideología . ¿Que en qué consiste esta ideología?, sencillamente en controlar las vidas ajenas. Una mujer que comete ese crimen, es rehén durante un largo tiempo de su vida de estas hordas que juegan con la vida, con vuestras vidas. (Y el padre para darse el piro sin ninguna ofensa)
Para deshacerse de la criatura que lleva dentro antes ha tenido que caer , y, eliminar el niño que llevas dentro, hará que aún caiga más bajo. Tras dar ese fatídico paso, este mundo dejará de interesarte, serás como una zombi que deambula de un lugar a otro con la única certeza de saberte engañada. Alguien te ha engañado, recuérdalo siempre, te va los días en ello.
Te han quitado la criatura que crecía en tu intimidad, te han arrebatado una porción de alma, y encima te van a silenciar el dolor en nombre de una ideología en la que creíste un día.
Hasta que te destruyó.
Igual que Saturno devora a sus hijos, tu has dejado que esa ideología devore lo que podría haber sido el amor irrenunciable de tu vida. Así has pagado el regalo de Dios, desprendiéndote de él.
Sigues cargando con una cruz que ni si quieras sabes coger. No importa, esa cruz terminará por aplastarte, y créeme, no le deseo mal a nadie, pero es que he vivido algunas cosas.
Y es que he visto sufrir a una mujer lo que no está en los escritos mientra me hacía cómplice de su dolorosa desdicha, a solas, llorando con las garras que acunan las desgracias, que sé de lo que hablo, brujas.
No os dejeis engañar. No conozco a ninguna mujer que se haya arrepentido de traer a su hijo al mundo, en cambio conozco el infierno en el que se puede caer por una decisión sustentada en el egoismo.



Aquí va haber que hacer mucha pedagogía de la buena para empezar a levantar algunos conceptos que esta pandilla de chiflados izquierdistas están asentando a base de eslóganes. El bien no caduca, el mal, si, y vuestro mensaje, pandilla de fascineros@s, está insuflado de un aroma pestilente que nace del rencor y el odio, y eso, a la larga, será derrotado. Pero es necesario que los que aún seguimos creyendo en la Verdad, empecemos a tomar partida por ella, y comenzemos a formar parte de un apostolado que difunda con la palabra y el ejemplo, que la sociedad que habitamos está exenta de bondad.

3 comentarios:

  1. Fíjate que yo creo que no hay pedagogía que arregle esto, Bate... Van metiendo su manera de hablar y al final consiguen que se establezca como algo normal. Hablan del aborto como de un "derecho de la mujer". ¿Cabe mayor aberración léxica?

    ResponderEliminar
  2. Me produce tanta ...me encanta tanto verte opinar en este lo que sea. La gente valiente se nota en cosas como estas. Me duele los cojones -perdón, y lo que me queda- luchar por algo que nadie me ha dicho donde debo ponerme.
    Ya encontraré mi sitio.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.