viernes, 26 de febrero de 2010

Insomnio

El insomnio es un mecanismo que contempla nuestro cuerpo para avisarnos que algo no marcha bien. Las preguntas, las deudas, la incertidumbre, se van materializando en nuestra mente y hacen que no podamos desconectar de la vida real, la que amanece con un sol cada vez más apagado. El insomnio es una de las mejores escuelas donde uno podrá recibir las primeras nociones sobre el sufrimiento. No es nada agradable despertar un día y otro a las cuatro de la mañana para observar como el mundo sigue plácidamente dormido.
El insomnio es el camino más corto que tiene uno para llegar a la ansiedad.
Igual que las termitas van arrasando a golpe de colmillos, hincando el interior de la madera y convirtiendo en serrín todo lo que encuentra en su asqueroso camino de destrucción, la ansiedad, esa gata negra y asquerosa que sacude cómo un tifón, cargada de solemne frivolidad…, traga y traga.
Cuando te tiras muchos días sin descansar, hay cosas que cambian, no puede ser de otra manera. La humanidad se divide en dos, los que duermen, y los que luchamos para no quedarnos dormidos cuando despertamos. Eso jode. Es cruel no dormir, inhumano, antinatura y antitodo. Soportar esta carga hace fuerte, pero hay veces que entran dudas.

Richter plays Chopin Prelude no.4 op.28




Hasta que uno encuentra un minuto de lucidez que le saca de la oscuridad, y Dios sin hacer ruido, se acerca susurrando palabras de consuelo.

Bach: Sonata for viola & harpsichord (BWV 1029)


8 comentarios:

  1. Yo, afortunadamente, no caí aún en el insomnio aunque rara vez duermo más de 4-5 horas. Ahora bien, el que me tiene atrapado desde hace tiempo y hace mis días insoportables, es el tedio, primo hermano de Insomnio, Ansiedad, Angustia y algún otro familiar más.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. .-BATE: Sí, amigo, a mí me pasa también a veces, y me despierto también a las puñeteras cuatro horas de la madrugada.

    .-Al día siguiente, o duermo alguna horita, o estoy a base de estimulantes como café, té, colas, etc. ¡una mierda vaya!

    .-Cuando consigo dormir toda una noche desde las 23 a las 09 horas, pues estoy como una moto, lleno de energía.

    .-Saludos y que duermas bien y sueñes ocn los angelitos, que ya te toca... ja, ja, ja.

    ResponderEliminar
  3. Yo soy de pocas horas,Jose:cinco o seis como máximo.
    No he padecido jamás insomnio, ni he vagado de noche dando vueltas a oscuras por un piso,fumando cigarrillos, viendo la tele o leyendo con los ojos enrojecidos.
    Pero tengo allegados que han pasado por eso, y es demoledor para la salud y para la estabilidad mental.

    ResponderEliminar
  4. Guido:
    Lo mejor contra el tedio es el deporte, y si no te gusta, caminas todo el tiempo que puedas,
    es lo que yo hago para quitarme de en medio el hastío. Ahora mismo me he pegado un paseo de dos horas. Decía el escritor Gongelandés Johan Reterrrsrstyutsfdguy “treu efytef dhudhu xñslkjx oere”, o sea, algo así cómo que para alimentar el alma antes debes haber quemado la morralla. ¿Capito?.

    Andybell:
    Eso de dormir más de 8 horas no lo hago desde que dejé Sevilla. Madrid sólo me da problemas. Nada más pueda (simplemente con que me toque la Primitiva), me largo de Europa.
    Espero dormir como merezco algún día. El insomnio me llega por vía materna. En cambio, mi padre, siempre ha sido una especie de bichos de esos que están todo el puñetero día roncando, como se llama?? Koala…,bueno, ese mismo.

    ResponderEliminar
  5. Natalia:
    Doy fe que es demoledor para la salud y la estabilidad mental. Yo después de unos días de insomnio estoy como una cabra y para pocas bromas. La Plaga ésta apareció en mi vida hace poco, a cuenta de un par de episodios de apnea. Estoy luchando como un titán para que no me afecte en demasía la falta de sueño. Por ejemplo, ya no tomo 6 ó 7 cafés, ahora sólo tomo dos. Bebo menos alcohol del que me gustaría, y por las noches, intentó tomar alimentos con poca gracia.

    ResponderEliminar
  6. Yo no tengo ese problema, porque hago footing una hora cuatro o cinco veces por semana, y juego al padel...Además, de mis diarios y largos paseos, porque no me cabe la menor duda de que, las piernas, nos ayudan a llegar al conocimiento de las cosas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo. Y casi peor que el insomnio es dormir inquieto, sufriendo, sin descansar.

    Será que algo no marcha.

    Quizá haya que volver a Triana.

    ResponderEliminar
  8. Pues yo duermo muy bien desde siempre (tengo suerte), eso sí. suelo ser madrugadora.

    Lo del insomnio lo he sufrido alguna vez, pero de manera muy esporádica y fugaz. Eso sí, merced a estas escasas ocasiones en que lo he padecido, sé lo desesperante que es.

    Haces bien, Bate: poco café, mucho deporte, cenas ligeras y... las preocupaciones las pones en la ventana antes de bajar la persiana por las noches, y las recoges al día siguiente (aunque yo que tú las arrojaría edificio abajo). Pero la noche..., la noche es para descansar.

    Dulces sueños :-)

    S. Cid

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.