sábado, 20 de febrero de 2010

Frase imbécil del día

“Si un día no soy capaz, que alguien agilice los trámites”
Joan Manuel Serrat (Humus Mediterranense cantábile)

Perfecto, le han entendido los que le tengan que entender, que le quiten del medio cuando esté viejo y pachucho, es eso, vale, pero debería explicar en que grado de incapacidad coloca usted su trámite, ¿hablamos de migrañas cotidianas, párkinson, demencia senil, o eyaculación precoz? Podría usted empezar por agilizar los trámites, un notario le puede venir bien.
Tengo una duda ¿A quien se refiere con ese “alguien”? ¿Al Estado tal vez -ahí me toca-, o a su familia?, a la cual, pone en un verdadero aprieto, o no, que diría el inefable Rajoy.
¿Quizás ese “alguien” vaya destinado a un amigo? o, se dirige a esa dulce y empalagosa chica a la que cantaba con voz más tremola de lo recomendable, como era…, ¿Penélope, pardiez?.

No debiera dejar en otras manos que no sean las suyas ese trance, más que nada, por esa cosa enojosa de la conciencia, que es muy traicionera y luego en las largas, terribles y vidriosas noches insomnes cuando el alba nunca madruga, pega dentelladas con muy malas formas, sin preguntar.

Esta frase imbécil -perversa por anhelante-, contiene por si solo un verdadero epítome de la soberbia de dogmas en el que se mueven esta gente, tan vacío y tan soberbio su Credo, que se arrogan cual juez Supremo quién nace y quien muere, ahí es nada.
Oiga, ¿que se quiere quitar de en medio?, ahí tiene la Giralda, mora y cristiana, que no falla, y con su puntito heroico, pero, deje de hacer proselitismo con la eutanasia, que aún le queda mucha vida por delante, y nunca se sabe Joan Manuel en las manos en las que uno puede acabar.
Que se lo pregunten a los pobres pacientes del Dr. Montes, tótem ideológico del socialismo, y absolutamente capaz de gestionar ese pequeño y delicado trámite.

Doxología
A mi padre le descubrieron un cáncer de pulmón a los 64 años. Estuvo tres meses en un hospital, uno de ellos, en cuidados paliativos. Sé lo que se sufre viendo a un padre morir, yo pasé con él la última noche de su vida. No cambio por nada del mundo esa noche.
Aún recuerdo la lucha que mantuvo conmigo por querer quitarse el pijama, le molestaba todo, se ponía en pie, y se bajaba el pantalón, yo detrás, asustado, se lo levantaba.
Reconozco que hubo momentos en el fragor de la batalla que solté una carcajada. Creo que mi padre, se dio cuenta de ello, y me miró con su cara de padre. Lo respetaba tanto que incluso moribundo, me imponía, más , si cabe.
De esos días guardo en la memoria la imagen más digna que un hijo puede tener de su madre. Esa misma mañana, en la que los médicos nos dijeron que le habían sedado y que le quedaban horas de vida, mi señora madre saco fuerza de lo más hondo para volverle a peinar y afeitar. Mi padre estaba ahí, con nosotros.

Las últimas palabras que dijo fueron estas: Dios mío, Dios mio.
Cerró los ojos y entró en coma.
Mi padre murió dígnamente.
El que pueda, que le siga.

18 comentarios:

  1. Me hace daño la constante frivolización que se hace de todo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Frivolidad: Calidad de frívolo,superficialidad,
    falta de seriedad.
    Cada vez tengo más claro, Guido, que los niños se hacen viejo antes, y que algunos viejos se vuelven niñatos con la edad, otros, han sido unos niñatos siempre. Todo está cambiando a pasos agigantados.
    Háblale a alguien del honor, te mandará a paseo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Debe ser otro síntoma de estos tiempos en los que, además, los malos son ahora buenos y viceversa.

    Saludos

    PD: Por eso se antoja con carácter de inmediatez la huída a Gogeland.

    ResponderEliminar
  4. A Serrat hay que leerlo en condición de "cejatero", de miembro de la guardia de corps de la farándula y de los titiriteros que abrevan dóciles en el pesebre de las subvenciones que Zapatero llena con el dinero de nuestros impuestos.
    A mí,que Serrat decida morirse de una u otra manera, me da una higa.
    Allá él.
    Lo que sí es molesto es el continuo proselitismo de la eutanasia, de los dogmas que conforman el ideario progre y que repiten como loros amaestrados en cuanto tienen casión.
    Frivolizan porque es consustancial con su listado de ideales,absolutamente vanos y carentes de enjundia.

    ResponderEliminar
  5. Pues si; Natalia, has vuelto a dar como siempre en el clavo.

    ResponderEliminar
  6. Sí, Natalia lo ha dejado clarito, clarito: que el señor Serrat se inyecte aire en la vena, si es su gusto, o apure un vaso con cicuta, allá él. La pregunta es: ¿y a mí qué narices me importa? Váyase al otro mundo cuando y como guste, señor Serrat, pero sin molestar tanto, que ya se van ustedes volviendo insufribles en demasía.

    ResponderEliminar
  7. S.Cid: Lo que nos vende esta tropa es que el dolor y el sufrimento es intolerable en una sociedad "progresista", y hay que cortarlo de raiz, y claro, bajo esa misericordiosa premisa, comienzan a sobrar mucha gente.
    Está meridianamante claro, no?...ea, pues a no ponerse malito, Joan Manuel, aunque dudo mucho que este ponga en su vida a un Dr. Montes.

    ResponderEliminar
  8. Es el puto pensamiento banal de los cojones. Y leyes para todo.

    ResponderEliminar
  9. Lo más cojonud... de todo, Bate, es que encima van de defensores de los desvalidos. Ellos, la izquierda, que se ocupa de viudas, huérfanos, trabajadores (bueno, en realidad de los parados, porque trabajadores van quedando cada día menos) y presumen de que se ponen de parte de los más desamparados, son luego los que propugnan el abortar fetos que tengan malformaciones o pobres viejos que ya no puedan valerse. Qué vengan con el cuento de la muerte digna, que se lo tragan Rita y los cuatro memos de ideas fijas.

    ResponderEliminar
  10. Ah, y con respecto al cantamañanas ése, echa un vistazo a este enlace: http://www.libertaddigital.com/nacional/serrat-muestra-su-apoyo-a-garzon-yo-le-llevaria-flores-1276385169/

    ResponderEliminar
  11. Pero que cursi es el pobre:
    "Yo le echaría escarcha a la cara de la Justicia para que se despertara y se le cayera la venda"
    Bueno, esta es que nos retrotae al mayo parisino
    "Yo a Garzón le llevaría flores", dice.

    Este tipo canta como si se hubiese tragado una oveja viva, ¿no crees? Bala en demasía.
    La verdad es que me parece patético.

    ResponderEliminar
  12. Jajajaj, sí, has dado en el clavo: bala como las ovejas. Mi hermano lo llama el pelmazo del Mediterráneo.

    Patético sí, pero grotesco... también.

    ResponderEliminar
  13. .-BATE: Impresionante la entereza de tu madre.

    .-Me quedo con lo de afeitarle y peinarle por última vez en su vida.

    .-Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Bate, acabo de leer un libro que se titula "Arquitectos de la cultura de la muerte", sobre la eugenesia, y por supuesto habla de todos estos tarados mentales de la 'muerte digna' y esas milongas, que es una forma frívola de llamar al asesinato de personas que, por una u otra causa, ya no son consideradas como tal, ya no son útiles, y por lo mismo merecen el mismo trato que el caballo de carreras que se rompe una pata.
    Yo me imagino que todos éstos no tuvieron abuelos, no los conocieron, o no fueron queridos por ellos.
    Mi padre, que murió cuando yo tenía 17 años, estuvo nueve años enfermo, con un sólo pulmón y con una terrible lesión de corazón. Y cada día le daba gracias a Dios por poder estar aquí.
    Ah, claro, es que todos éstos no creen en Dios...
    Por cierto, eso de "yo a Garzón le llevaría flores" tiene muchas interpretaciones...

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Sr.IA: Pues si, tenemos muchas leyes y poca jurisprudencia. No sé si me explico. Si alguein sabe algo de leyes que me explique a mi tambien que he querido decir.
    Un saludo Sr.IA

    ResponderEliminar
  16. Andybel: Gracia por tu comentario.
    A mi me sigue pareciendo ese gesto de mi madre lo más sobrenatural que he visto en mi vida. En ese pequeño gesto hay encerrada toda una filosofía de vida, un sentido del deber y del amor, que hoy cuesta vislumbrar.

    ResponderEliminar
  17. Alawen:
    La clave de la dignidad está en el Amor. El amor que cuesta , el amor que se sufre, el amor verdadero. Eso o se mama de pequeñito, o lo tienes complicado de entender. Bueno, Saulo cayó del caballo.
    Me dejas pensativo con lo de las flores del /oveja al superjuez. ¿Flores a su tumba, tal vez?
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Bate, lo que cuentas es impactante. Me ha emocionado. Creo que no puede haber mayor alegato en favor de la vida y de la dignidad de la persona que un testimonio como este. Gracias!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.