jueves, 10 de diciembre de 2009

Hace falta ser retorcido

Se inflan y pavonean como delicuescentes pavos reales cuando salen en la tele con sus chucherías favoritas; que si participación ciudadana por acá, que si democracia participativa por allá, que póngame otra de ciudadanía activa, camarero (por cierto, ¿que coño es eso de la ciudadanía?), y otras perlas conceptuales que vienen a valer todas lo mismo. Una cagarruta. Y no una triste y cariacontecida cagarruta, sino, una gran cagarruta fermentada en las barricas hipócritas del sarcasmo. Curtidas en el envite maniático que provoca la división interesada de la sociedad que custodia el PSOE para mantenerse en el poder por los siglos de los siglos, achís. Que cosas habremos de ver, primo.
Pero a la hora de la verdad, toda la palabrería sucumbe ante la realidad. Basta la denuncia de un insensato para que en la clase de su hijo, quiten el crucifijo. Uno sólo, un solo progenitor A o B que clame al cielo -con perdón-, y todo el aparato del Estado saltará cual jaguar del amazona ante un conejo amerindio alarmado ante tamaña injusticia. Dará lo mismo que los padres de los 29 alumnos restantes estén convencidos que una pequeña, vieja y bella cruz de marfil colgada de la pared, no hace ningún daño a sus hijos.

(Sala de prensa del Partido)
Sale la Secretaria General del Tema a dar la cara.., hablo de Leire.

-¡¡Ciudadanos y ciudadanas!!, no es posible ni recomendable en una democracia avanzada que un menor cruce su mirada con una cruz, aunque esta lleve colgada de la pared del aula más de un siglo, exactamente los años que tiene la escuela denunciada, a la que le pusieron el nombre de San Juan de la Salle, que como todo el mundo sabe, y no me cabe la menor duda que todo el mundo lo sabe , ejem ejem…, era un sindicalista liberado. Tomaremos las medidas necesarias para que la ciudadanía sepa que el partido del Gobiernodespaña no consentirá que los derechos civiles de un menor, sea arrumbados por las fuerzas oscuras y reaccionarias. Ha llegado la hora de que “estepais” se libere del yugo de la cruz. Quiero también hacerles partícipe de la propuesta que el Partido llevará al congreso de los diputados y las diputadas: ningún menor podrá portar una cruz ni nada parecido que salga de la raíz cristiana, ya sea un escapulario de la virgen del Carmen o un rosario. Hacemos nuestra, la lucha del Gobiernodespaña para construir una sociedad de personas libres, porque como bien dijo el compañero presidente “No es la verdad la que hace libres a los hombres, sino que es la libertad la que los hace verdaderos”

Hace falta ser retorcido moralmente, que diría Gonzalo de Berceo.

6 comentarios:

  1. Hola cielo! lo primero gracias por exponer este tema con tanta claridad y precisión. Tu ironía cada vez tiene más fuerza.

    Me he quedado aterrada con la propuesta para que los niños no puedan llevar cruces ni escapularios... no lo sabía. ¿No tiene esto todas las papeletas para terminar en guerra?¿? es que yo no creo que vayamos a poder tragar con todo esto mucho más tiempo.

    Me da mucha tristeza. Esta gentuza son los que van de demócratas, no saben ni lo que es la libertad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Lo que me apetece muchísimo es escuchar la música de Cristóbal de Morales, a ver si se me pasa este disgusto. Ya te contaré.

    Otro beso.

    (qué preciosa cruz has puesto)

    ResponderEliminar
  3. Ainsssssss qué tonta... que lo de las cruces y los escapularios es de tu propia cosecha... joooooo qué susto. Pues es que es posible. Por eso me lo he creído.

    Por cierto qué arrrrrrrrrrrrrrrrte esa palabra: delincuescentes ogg :D

    ResponderEliminar
  4. El crucifijo pertenece al acervo cultural de Europa, a las raíces judeocristianas que conforman la base y la esencia de la civilización occidental.
    Sólo a alguien enfermo de sectarismo le puede ofender lo que no es otra cosa que un símbolo de amor y perdón.

    ResponderEliminar
  5. Pues anda, que la ley del aborto queda bonito después de que metieran su manaza ERC e IU. Vamos que no nos enseñan hasta a los que no somos ni médicos a practicar un aborto y a no poder oponernos de milagro...

    (Sí, es una exageración, por si alguno no entiende la ironía...).

    ResponderEliminar
  6. No me hables de La Salle, Bate, no me hables..., que estoy de lasalianos (judas y falsos) hasta el cogote. Trabajo en un colegio de La Salle cuya dirección, cuando comenzó todo el asunto de Educación para la Ciudadanía, nos reunió al claustro entero para comunicarnos que "nosotros no éramos un centro objetor" (la FERE, que palmoteó con las orejas al gobierno y obligó a los colegios concertados a hacer mutis a cambio de los conciertos. Al final todo es pasta). Pero, como iba diciendo, después de oír a mi querida ex coordinadora (hoy directora) decir esa barbaridad de que "no éramos un centro objetor", se me vinieron espumarajos a la boca. Sin embargo, como ya estoy un poco harta de llevarme bofetadas en ese supuesto colegio religioso por abrir la boca, en esa ocasión la dejé cerrada, aunque ganas me dieron de soltar: "Eh, ¿pero aquí los que objetan no son los padres?".

    No, el centro ha puesto todo de su parte para que el engendro de ZP salga adelante. Ahora, tenemos un alumno (probablemente de los mejores del colegio) que ha objetado y ya se le ha comunicado a sus padres que si no asiste a las clases y no se presenta a los exámenes..., no titulará. Eso porque lo dice el Inspector. Y el colegio, ¿qué? Pues el colegio no mueve ni un dedo: Sí, señor inspector. A sus órdenes, señor Inspector. Lo que diga el señor Inspector.

    En cuanto a lo del crucifijo..., si nos obligaran a quitarlo, un poco de pollo montarían (que las apariencias hay que mantenerlas), pero casi que estoy segura que... acabarían por quitarlo. Un colegio religioso en el que alumnos de 2º ESO no saben lo que significa la palabra "persignarse"..., te indica lo mucho que le importa un absurdo crucifijo.

    Y perdón por este rollo, Bate, a ti y a la audiencia..., pero es que veo mucha hipocresía en este mundo lasaliano... y estoy muy, muy quemada.

    Saludos.

    S. Cid

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.