martes, 8 de diciembre de 2009

CRISTÓBAL DE MORALES


El sevillano Cristóbal de Morales (1500-1553), fue sin lugar a dudas el compositor español más importante de la primera parte del siglo XVI en toda Europa. Músico de una profundidad teologal que impacta por la austeridad y la altura de su obra.
La vida de Cristóbal de Morales se conoce sólo de manera fragmentaria. Morales se formó como niño cantor del coro de la Catedral de Sevilla.
Su primer puesto profesional, en 1526, fue el de maestro de capilla de la catedral de Ávila. En 1529 pasó a la de Plasencia, donde desempeñó el cargo hasta 1531, mereciendo el reconocimiento del Cabildo por el esfuerzo dedicado a las tareas de enseñanza.
No hay duda de que Morales era un cantante notable y cuando en 1535 viajó a Roma, el propio Paulo III se ocupó de hacerlo entrar en el coro papal, en el que permaneció hasta 1545.

La obra de Morales ha sido el objeto secular de una polémica estéril, que se prolonga hasta nuestros días, sobre su carácter español o foráneo.
Yo no tengo dudas del carácter hispano de su magisterio, como no tengo dudas de la exclusividad de una tierra para dar lo mejor de si mismo al cristianismo.
A mi, la belleza y espiritualidad de Cristóbal de Morales me lleva desbocado a la pureza de la poesía de Santa Teresa de Jesús. Así es tan claro, como que esas mentiras sobre el supuesto carácter español del artista, nacen de la envidia, y la falta de grandeza hacia un verdadero ser tocado por la gracia de Dios.
Incluso Palestrina, reconoció la influencia en su obra del sevillano. Tuvo de discípulo a un paisano mío, Francisco Guerrero…,otro.

O sacrum convivium




Missa Pro Defunctis a 5 - Sequentia




Circumdederunt me gemitus mortis


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.