viernes, 27 de noviembre de 2009

Juventudes… Políticas… Muertas…


Están enloquecidos, borrachos de soberbia, con la vanidad por las nubes y la decencia enfangada, de tanto sectarismo.
Están sedientos por ganar y hacer méritos ante sus mayores. El primero que de el paso más rompedor con la honradez, tendrá ganado el paraíso que es para un joven hedonista y flojo como un tornillo, sentarse en un sillón de algún comité o comisión que la empresa -el partido-, haya dispuesto para él.

Y, objetivo conseguido. La recompensa tiene un precio, pasar por esta vida sin haber trabajado en la vida, sin saber lo que es pasar frío, o llegar a fin de mes con la nevera tan desguazada como un Haiku japonés (俳句). No valoran ni valorarán nunca lo que tienen, (no confundir tener, con poseer) por que el valor intrínseco de las cosas lo da el sufrimiento que hay detrás. ¿La pesadumbre de la lucha cotidiana, el cruel amanecer que sólo depara incertidumbres? Bobadas para necios.
Me dirán que vaya plan de jubilación más bueno.
Y efectivamente, es un pedazo de plan de jubilación , pero con la salvedad que lo disfrutará un mozalbete de poco más de veinte años cargado de rencor y sobrado de vergüenza.

Cuando lleven unos cuantos años disfrutando de este régimen vitalicio, la soberbia los corroerá por dentro, y seguirán haciendo lo que siempre han sabido hacer como nadie, tocarse los huevos y resfregarlo por nuestra cara, escupiendo por todo lo alto para que sepamos bien, sin que haya lugar a dudas, quién maneja el poder, las dádivas. Un verdadero plan de vida.
De esta escuela del pensamiento progresista mamó las enseñanzas necesarias para manejar el timón del poder, el presidente del gobierno.
Y así nos va, comandado por un tipo esclavo de la soberbia. Un atributo sólo superado por su ignorancia.....

....o por su simpatía,miren, miren, que simpático es el muchacho...

4 comentarios:

  1. Pobre la madre de ese tipo, cómo miente! desde argentina, la cosa se ve fea, vemos una España carcomida por dentro, con esto de la izquierda y la corrupción... nos toca parecido con el mamarracho de presidencia que tenemos, pero aun tenemos fe en la integridad del pueblo, que no compra basura... Dios quiera que por mucho tiempo. Esos pibes de los que hablas, acá se llaman jovenes K (por Kirchner) y son un calco de tu descripcion. Tristísimo. Creo que lo bueno ya llega, caos mediante, pero necesario!

    ResponderEliminar
  2. Y al final de cuentas del lado que vayan (derecha o izquierda), los políticos y los presidentes son todos un fiasco. Quitando la cara de Zapatero y has de cuenta el mamarracho que tenemos acá: igual de alucinado en sus discursos y con sus cifras tan distantes de la realidad nacional.

    Un abrazo Bate

    ResponderEliminar
  3. Entrar en Política ahora más que nunca es sinónimo de MEDRAR, la respuesta a la ambición de enriquecerse para muchos jóvenes descreídos. Idealismo Cero. El socialismo lleva ya dando muestras de como hacerse con el sistema, situando en su aparato administrativo a todos sus enchufados y acólitos desde los escalones más bajos, dando dádivas y limosnas a colectivos sociales desfavorecidos y deprimidos (y así seguirán) para poder así crearles dependencia y clientelismo, y el tercer aspecto descuidar la educación para crear una base joven mal instruida e ignorante, ideal para poder ser manipulada. Regalar ordenadores es la manera que tiene de mejorar la calidad de la enseñanza ¡¡¡¿¿...???!!!.

    Un ejemplo claro de los estragos de la política socialista es lo que ha pasado durante los últimos 25 años en nuestra Andalucia de mi arma...tela.

    Esto, como decía, es un chiringutio lo suficientemente atractivo para que jóvenes con ambiciones pero sin querer dar un palo al agua, sean los INTERESADOS en entrar en el juego. ¿Y estos son los que nos van a gobernar?, mejor dicho,ya nos están gobernardo: niñatos mal criados pero espabilados. Pa tí la muñeca.

    ResponderEliminar
  4. Ya sabes cómo son los políticos. Le dicen a la gente lo que quieren oír. Un saludo, y no dejes de escribir como lo haces.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.