domingo, 29 de noviembre de 2009

Don José Bono y su aborto salvífico


Don José Bono no es un verdadero cristiano, ni siquiera es un cristiano tibio de esos que creen que la Cruz es una contra palanca al poder. Don José Blanco -uy, perdón, en qué estaría pensando-, José Bono no es nada, un vacío de círculos concéntrico, una falsedad como el implante de pelo que se ha atornillado a su cabeza de muñeco diabólico. Un número más para la larga lista de fariseos que copan los primeros puestos de la Administración.
Forma parte de una cuota (como la de los gay o la de las feminazas) que su partido etiqueta como de católica, para que a los católicos avergonzados de su partido y su actitud, no nos parezca que el PSOE está tan podrido como lo parece.
Para que no aparenten que son una pandilla de quinquis que odian a la Iglesia por no compartir esta, sus dogmas, su absurda ideología sostenida por una manada de analfabetos rencorosos (la mayoría del aparato descienden de jerarcas del antiguo régimen), de sabe quién qué. Como si por tener entre sus filas a cristianos vociferantes y falsos como Judas, les fuese a salvar de la derrota que le afligiremos en las próximas elecciones. Este hombre es un peligro, más por lo que dice, que por lo que calla.
Pertenece a esa chusma de políticos lengua pato que no pueden dejar de alardear y de encontrarse encantado de haberse conocido. Si tiene que recurrir a su militancia cristiana para atacar la ley Divina en su Quinto Mandamiento, tiene una papeleta de difícil solución. Yo propongo algunas salidas para este patricio de Albacete.

, Debe salir de la iglesia, o ésta, expulsarlo, o excomulgarlo, o lo que sea, pero que se largue de una puta vez porque este tipo no pinta nada en ella. (Y detrás, los que voten esa ley abortista. Más vale sólo, que mal acompañado).
, Votar en contra de la nueva ley que propone acabar con la vida de un inocente por puro egoísmo de la mujer, y paso seguido, romper el carnet del partido.
, Mirar para otro lado mientras dure la tormenta, y luego seguir poniendo la mano para seguir cobrando ese sueldecillo que le pagamos entre todos para que pueda seguir implantándose pelos en ese cerebro apolillado que tiene de tan poco uso.

¿Qué creen ustedes que acabará haciendo el artista?

He aquí al hombre

11 comentarios:

  1. Caray, Posodo..., en la foto que has puesto de José Bono al inicio de la entrada..., sí que se le notan los implantes capilares que se hizo... ;-)

    Y ahora ya un poco más en serio: en la segunda de las opciones que le das al católico de pacotilla (o de boquilla) este, por favor, borra lo del aborto como derecho de la mujer. No caigamos en su jerga: el aborto no es un derecho, y mucho menos de la mujer.

    Saludos domingueros :-)

    S. Cid

    ResponderEliminar
  2. Vale, yo borro lo que dices, si tú no me vuelves a llamar Posodo, ..jajajaj
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Fundar una secta y proclamarse el nuevo mesías

    ResponderEliminar
  4. Jajaja.Tambien lo he pensado Angelo, pero me da que no lo va hacer.
    Saludos advientales.

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado lo de saludos advientales. Cuidado con las palabras, que luego las cambian y otros dicen lo que tú no has dicho.Los del cambio climático enseguida le ponen la mb (Va con mi post de hoy). Un abrazo. (Primero había puesto un beso pero ... cuidaooooo, que hay que vigilar con lo que se escribe)

    ResponderEliminar
  6. Buenos díaaaaaaas!!

    Jajajajajaja qué foto... la verdad es clavado el pobre. (el pobre farsante)

    Qué cachondos Cruz y raya.

    Pues ya lo han dicho claramente los obispos: no puede comulgar, así que seguirá siendo católico porque está bautizado, pero él mismo se aparta de la Doctrina de la Iglesia, allá él.

    En fin... que desde luego es un dolor muy grande que quienes defienden el asesinato de inocentes se declaren católicos, hay que rezar.

    Nosotros a lo nuestro: hoy empieza la novena de la Inmaculada.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  7. Qué linda está tu casita, con el Misterio ahí arriba.

    Por cierto, en Gongelad hay salmones??

    ResponderEliminar
  8. Es verdad, Bate..., lo siento, lo siento, lo siento... Venía de dejar un comentario en el blog de Posodo... y aún tenía el soniquete puesto. Voy a imponerme un castigo... de los gordos, gordísimo ;-)

    Saludiños y perdón de new.

    S. Cid

    ResponderEliminar
  9. No te cuento nada de Bono porque lo he sufrido en mis carnes cajtellano-manchegas durante toda mi vida, hasta que se fue para Madrid, con gran contento de los que no estamos aborregados.
    Es un falso, un mentiroso, un hipócrita que se pone un traje de cristiano, visita a las monjitas para arañar votos para su partido, y luego dice que matar a los inocentes en el seno de sus madres es, prácticamente, una obra de caridad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Lo de Bono es sencillamente repugnante.
    Ya apuntaba cuando se fue a comer bizcocho con Zerolo a la parroquia de San Carlos Borromeo.
    Lo oí el otro día en COPE dando explicaciones, y francamente no sé que me dió más grima:si oir a este hipócrita y fariseo defender su postura como católico en defensa del aborto, o ver la postura melífllua y cobarde de la cadena de los Obispos ante este sujeto.
    Y que decir de los Obispos que le dan palmadas y abrazos a este elemento...

    ResponderEliminar
  11. Si te tapas los ojos, los Cruz y Raya son iguales que los originales...
    Bono, el de la medalla auto-concedida, y su victimismo: daría para una tesis doctoral...

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.