martes, 6 de octubre de 2009

VÍCTIMAS Y VERDUGOS JUNTOS

Cuando pase la devastadora tormenta de relativismo y locura que nos está tocando padecer, habrá algunos episodios de este drama en varios actos, que tendremos que tener siempre fresco en la memoria, sobre todo, para no olvidar jamás estas horas bajas en las que el sentido común y la decencia aun siguen marchando por este putrefacto erial progresista. Quizás la bajada al infierno sea lo único que nos haga reaccionar como sociedad.

Hace tiempo -demasiado, diría yo- que la política penitenciaria de este huero baldío está en manos de adoratrices de Rousseau, ese imbécil, franchute y buenista proveedor de doctrina socialdemócrata para tontos y tontas, pero listos como el hambre.

Actúan, -sus seguidores- como verdaderos iluminados de una secta que tiene a la sinrazón como Diosa perpetua, como Reina de la noche. Según estos tibios de almas cándidas, lo mejor para reinsertar un lobo es ponerle de custodio una gallina. Así de sencillo, y de suicida.

Ese manicomio llamado Instituciones Penitenciales expulsa cada vez con más frecuencia mensajes que a cualquier persona en su sano juicio le haría pensar que han perdido la sesera en algún ritual satánico de esos que se llevan ahora.

Los maltratadores harán terapia con mujeres agredidas (PINCHAR)




W.A. Mozart también vivió su particular bajada a los infiernos, y salió fortalecido




4 comentarios:

  1. Pero ¿qué se puede esperar de un gobierno cuya policía avisa por teléfono a una banda terrorista de que van a ir a por ellos tal día a tal hora, de un juez que entierra el caso en un cajón durante meses y de una Fiscalía del Estado que va a retirarlo de los juzgados? Pues, evidentemente, lo que se espera,entre otras cosas, de este des-gobierno es que un maltratador de mujeres se reinserte a base de hacer terapia con las que han sido agredidas.

    Eres optimista, Bate. Yo creo que ni aun bajando al infierno y probándolo en todo su sabor, este pueblo perezoso y analfabeto reaccionará.

    Saludos.

    S. Cid

    ResponderEliminar
  2. Sé que no es lo tuyo. Pero te he dejado algo en mi blog.

    ResponderEliminar
  3. La sociedad está narcotizada y estabulada y no reacciona ante nada, como si fueran capaces de asumir las mayores aberraciones con la mayor naturalidad.
    De tal sociedad emana tal Gobierno.

    ResponderEliminar
  4. Pues ya puestos, que los pederastas se reinserten mediante trabajos sociales en guarderías...
    Esto es demencial. En la Facultad siempre teníamos la misma polémica con lo de la reinserción; yo nunca he sido partidaria, con matices, vamos a ver: hay delincuentes que sí pueden aprovecharse de unos beneficios durante su condena, lo que no se puede permitir es que la ley esté totalmente volcada sobre la reinserción y nada sobre el carácter punitivo de la pena...
    Esto no terminará hasta que se tome conciencia de quienes son las víctimas...
    Besos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.