jueves, 1 de octubre de 2009

MIGAJAS


Cada momento histórico tiene sus manifestaciones culturales. Tanto en el arte como en la literatura o la arquitectura, siempre hubo una avanzadilla de profetas (RAE…) que supieron ver y transmitir mejor que nadie lo que artísticamente exhalaba la sociedad que les tocó vivir.
En la música, como no podría ser de otra forma, también nos encontramos con una serie de visionarios que fueron capaces de expresar con unas cuantas melodías y unas bien formadas armonías, algunas nociones para que alcanzásemos ha vernos representados en esa época y esa música.

Dios sabe la cantidad de tiempo que llevo dándole vuelta a mi entendimiento, - párvulo y pueril - para que me diese la claridad de ideas que necesito para intentar poner una música a este vacío espiritual con el cual estos días nos apremia.

Esa frontera que une relativismo con fealdad, -ese espectro temeroso de la luz por el que transigimos y que nos aboca a las peores de nuestras pesadillas- necesita de símbolos, de crudas imágenes, de alegorías que sustancien por donde respiramos.

El Zapaterismo lleva tiempo incrustado entre nosotros, empotrado como un alienígena a nuestra médula espinal. Se mimetiza con el paisanaje.
Quien sólo quiera encuadrar a la secta zapatética como un fenómeno político, debe de pedir cita con su oftalmólogo de cabecera. ¿No lo veis, no está claro, alguien tiene dudas de a quién y a qué nos enfrentamos?
La banalidad del mal la supo plasmar Hannah Arendt en su imprescindible libro Eichmann en Jerusalén.
También John Cage, supo ver como nadie el vacío espiritual en el que nos movemos como gato panza arriba bajo la frívola imagen del progreso mal entendido. En lo vacuo de los conceptos éticos por donde se sumergen la mayoría, entienden no,?????


3 comentarios:

  1. Nos enfrentamos al periodo gótico/siniestro,querido Jose.
    Magistral John Cage.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Jajajjajaaja Nata...

    Pues sí. En el lenguaje apocalíptico se llama "La oscuridad de los tiempos". (esto es cierto, es el momento que vivimos). Tampoco hace falta haber estudiado el tema para darse cuenta, a la vista está.

    En breve, llegará el llamado "silencio de los tiempos". Muy apropiado el vídeo que has subido.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Sería posible ahora una movilización de la sociedad civil para echarnos a la calle y, ya no digo lo de reclamar “imaginación al poder” como en el 68, sino simplemente exigir a la “clase política” en general y a este gobierno en particular un plan serio en los aspectos fundamentales: Economía (sistemas de producción reglamentación y acuerdos), educación, justica, sanidad, que estamos viendo como a golpe de ley van degenerando?....Definitivamente no. Estamos a “otra cosa”. El adocenamiento general. El fomento del individualismo ciudadano más inoperante. El espíritu del esfuerzo y el sacrificio al traste… ¡una verdadera pena!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.