domingo, 18 de octubre de 2009

[ In convertendo ] grand motet, 1718 -Jean-Philippe Rameau


«La necesidad de comprender —tan rara en la obra de los artistas— es innata en la obra de Rameau. No es sino para satisfacerla por lo que escribió un tratado de armonía, en el que pretende restaurar los derechos de la razón y quiere hacer reinar en la música el orden y la claridad de la geometría... no duda ni un instante de la veracidad del viejo dogma de los pitagóricos... la música entera debe ser reducida a una combinación de números; ella es la aritmética del sonido, como la óptica es la geometría de la luz. Se ve que reproduce los términos, pero traza el camino por el que pasará toda armonía moderna; y él mismo». («Le besoin de comprendre —si rare chez les artistes— est inné chez Rameau. N'est-ce pas pour y satisfaire qu'il écrivait un Traité de l'harmonie, où il prétend restaurer les droits de la raison et veut faire régner dans la musique l'ordre et la clarté de la géométrie… il ne doute pas un instant de la vérité du vieux dogme des Pythagoriciens… la musique entière doit être réduite à une combinaison de nombres ; elle est l'arithmétique du son, comme l'optique est la géométrie de la lumière. On voit qu'il en reproduit les termes, mais il y trace le chemin par lequel passera toute l'harmonie moderne ; et lui-même»)
Nicolas Rivenq
Sophie Daneman
Jeffrey Thompson
Olga Pitarch

Les Arts Florissants (orchestre et choeur)
William Christie (direction)





«Conducido desde mi más tierna juventud por un instinto matemático en el estudio de un Arte para el que me encontraba destinado, y que toda mi vida me ha ocupado exclusivamente, he querido conocer el verdadero principio, como lo único capaz de guiarme con certeza, sin consideración por los hábitos ni las reglas recibidas.» («Conduit dès ma plus tendre jeunesse, par un instinct mathématique dans l’étude d’un Art pour lequel je me trouvais destiné, et qui m’a toute ma vie uniquement occupé, j’en ai voulu connaître le vrai principe, comme seul capable de me guider avec certitude, sans égard pour les habitudes ni les règles reçues.»)
Rameau. Démonstration du principe de l’harmonie, pág. 110.



«... por poca experiencia que se tenga, se encuentra por sí mismo el bajo fundamental de todas las pausas del canto, según la explicación dada en nuestro «Nouveau Système» (...); lo que prueba todavía mejor el imperio del principio en todos sus productos, ya que en ese caso la marcha de esos productos recuerda al oído aquello del principio que lo ha determinado y sugerido en consecuencia al compositor.

Esta última experiencia donde trata el solo instinto, al igual que en las precedentes, prueba bien que la melodía no tiene otro principio que la armonía producida por el cuerpo sonoro: principio en que el oído está talmente preocupado, sin pensarlo, que es bastante para hacernos encontrar en el campo el fondo armónico del que esta melodía depende. (...) también se encuentran cantidad de músicos capaces de acompañar de oído un canto que escuchan por vez primera.
(...)
Esta guía del oído no es otra, en efecto, que la armonía de un primer cuerpo sonoro, que cuando no sea lo bastante sorprendente, presenta todo lo que puede seguir esa armonía y acompañarla; y este todo consiste simplemente en la quinta, para los menos experimentados, y en la tercera, cuando ya la experiencia haya hecho mayores progresos.»
Rameau



Jean-Philippe Rameau (Dijon, 25 de septiembre de 1683 - París, 12 de septiembre de 1764)

4 comentarios:

  1. Es curioso como todas las disciplinas se comprenden desde las matemáticas, no dejo de sorprenderme cada vez que leo que todo tiene su razón última (o primera) en la absoluta perfección matemática que rige el universo.

    Cielo el texto en color aguamarina aparece cifrado_al menos con mi navegador_ he ido al word para traducirlo:

    Nicolas Rivenq
    Sophie Daneman
    Jeffrey Thompson
    Olga Pitarch

    Les Arts Florissants (orchestre et choeur)
    William Christie (direction
    )


    Gracias por la música y por la clase. Ahora la voy a disfrutar.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Siempre he pensado que la expresión musical es la conjunción entre la matemática celeste o del universo ("la música de las esferas"), o de Dios, y el alma humana en su expresión artística. Opino también que esa estructura numérica perfecta, es casi innata y que lo único que vamos haciendo es descubrirla poco a poco, como si de de una revelación de nuestra condición trascendente se tratara.
    Nunca lo había escuchado, aunque siempre lo oía comentar en relación a Lully.

    Otro descubrimiento.

    ResponderEliminar
  3. Las matemáticas y la música se unen en el concepto pitagórico de harmonia que significa, en primer lugar, proporción de las partes de un todo. No olvidemos que Pitágoras fue el primero en llamar cosmos al conjunto de todas las cosas.
    Un post muy interesante,Jose.

    ResponderEliminar
  4. «La música es la aritmética de los sonidos, como la óptica es la geometría de la luz»
    Claude Debussy

    Un abrazo Bate

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.