lunes, 28 de septiembre de 2009

RED HOUSE PAINTERS


Si tuviera que hipnotizar a alguien, esta canción serviría de anestesia.
Probablemente, el Ser abducido, al despertar de su hibernación ya no sería el mismo. Notaría que su monótona existencia deja paso a una desconocida vida donde todo lo viejo se vuelve nuevo, lo gris, limón, y lo naranja, horchata.
He escuchado esta canción cada una de las 24 horas del día, y puedo demostrar que la mejor hora para ponerla en el toca discman son las 04:23 de la madrugada.
Cuando niño, me regalaron un cine Exín sin sonido que le había tocado a mi hermana mayor en una tómbola de la feria de abril . Hubo suerte, le podía haber tocado una muñeca chochona.
Me metía en el cuarto, echaba las persianas, cerraba la puerta con pestillo y visionaba una y otra vez la misma película que venia con el reproductor, un par de capítulos de las Urracas Parlanchinas.

Suele suceder cuando se mimetiza uno con esta naturaleza sonora, que pierde el control del espacio/tiempo.
No se porqué inescrutable mecanismo del cerebro, mi mente asocia el ambiente cautivador de mis tardes de cine autista, con esta canción, pero es así.


KATY SONG



*** Suele pasarme que cuando pongo una canción de RED HOUSE PAINTERS, ya, no paro.

Grace Cathedral Park



3 comentarios:

  1. Esta canción, que sí, tanto hemos escuchado, es SEPTIEMBRE siempre. La aparente y engañosa calma que secuencia, es un insondable sentimiento de pérdida por algo que acaba de terminar, y no es el verano inmisericorde, pero sí todos los perfumes y brisas agradables del estío.
    La añoranza de otras latitudes u otros paraísos; paisajes de cielos abiertos, o el producido por el dolor en el alma por algo que difícilmente volverá a producirse.

    ResponderEliminar
  2. Vuelve a mi memoria Begoña, sentadas ella y yo en su habitación, escuchando por primera vez esta canción, que apareció como un refugio de otoño en nuestras vidas. Si quieres que te diga la verdad, era su canción preferida. La que se fue está en la esencia de esta canción.Gracias,Bate.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ambos por vuestros magníficos comentarios. Engrandeceis las estancias de esta casa con vuestra presencia.
    Esta canción definitivamente es la preferida de muchas almas nobles que se dejan o dejaron secucir por las corrientes marinas que inundan los días.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.