miércoles, 9 de septiembre de 2009

OBSCENIDAD

Hace casi tres años tuve la brillante idea de pedir un crédito de 6000 € al Banco Santander. Como diría Chiquito de la calzada, “¡¡ Una mala tarde la tiene cualquiera !!”. La mala racha económica me hizo buscar la salida más placentera por el camino menos adecuado. Lo fácil ,a la larga está reñido con la solvencia.
Debido a unos gastos extraordinarios de naturaleza fiscal, el mes de julio pasado se me quedó en el banco el recibo 31 de 190€ sin ser cobrado, le dieron de vuelta a la financiera de Don Emilio Botín; a sus pies. La primera llamada para ponerme al corriente del recibo impagado me la hicieron el martes 1 de septiembre. Les dije que me llamasen la semana siguiente, que había perdido la tarjeta de crédito y hasta esta semana no me llegaría una nueva a casa. Les dije la verdad, toda la verdad. Lo juro.
La tarjeta me llegó ayer a casa, por lo que hoy he resuelto la deuda pendiente con Don Emilio; a sus pies.
Del día 1 al día 9, es decir, hoy, me han hecho 23 llamadas. Las dos primeras las contesté para volver a explicarle a otra operadora lo que me había costado un buen rato exponerle a su compañera. Las siguientes 21, al ser un número oculto, las dejé que se perdieran como un pajarillo se libera de unas fauces gatunas, sin hacer ruido. El colmo de los despropósitos, el hasta aquí hemos llegado, llegó ayer, cuando mi hermana X me llamó para decirme que la habían llamado del Santander para preguntarle por mi ,y el recibo 31. Mi hermana, atónita perdida y desconcertada, se puso en contacto conmigo para contarme el panorama. En ese mismo instante, mientras hablaba con mi hermana del dichoso temita, sonó el móvil, esta vez lo cogí, era uno de los muchachos de Don Emilio Corleone, perdón, Botín; a sus pies.
- Diga- respondí en un tono dulce, yo diría que incluso sugerente.
- Es usted don José Manuel X X , con DNI, X.
- El mismo, señor, dígame buen hombre, ¿que desea?
- Mire le llamo del departamento del Banco..bla bla bla y lo que te rondaré morena.
-Oiga, ¿como coño han conseguido el número de mi hermana?
-¿Perdón señor?
-Al señor dos velas. Mire usted, bla bla bla y etcétera …, y como vuelvan a molestar con métodos mafiosos a mi hermana, os denuncio, cabrones !!

Hoy me he puesto al día con ese maldito recibo. No se dejen coaccionar por una maldita letra atrasada. Mándelos a la mierda, es el único destino que entienden, háganme caso, no hay que andarse con exquisiteces con estos y estas sabuesos y sabuesas. Desde el primer día dejé claro que pagaría el recibo.
La guinda a toda esta historia, termina esta mañana en el bar que suelo desayunar mientras echo un vistazo a la prensa. Abro el periódico por la página que se tercie, y me encuentro con esto ocupando dos páginas enteras:

BANCO SANTANDER. RESULTADOS 1º SEMESTRE DE 2009
4.519 MILLONES DE EUROS DE BENEFICIO ATRIBUIDO
LIDERANDO LA BANCA MUNDIAL

Y la mafia, añado yo.

12 comentarios:

  1. Bate

    Qué te puedo decir; acá padecemos exactamente lo mismo. Los banqueros son los usureros que Dios hubiera corrido del Templo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Siempre me ha dado repugnancia cuando un Banco proclama sus beneficios y te enteras de las injusticias , el abuso y la intimidación a la que son sometidos algunos, en especial las personas ancianas donde por unos pocos euros les hacen la vida imposible. No sé a que tanta delicadez. Las cosas por su nombre como dice marichuy. A ESTO SE LE LAMA USURA. Y encuentro de una gravedad denunciable la llamada al teléfono de tu hermana. ¿La protección de datos que?¿No ha sido vulnerada?
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  3. Lo de estas sanguijuelas es la desvergüenza elevada a la enésima potencia. Al final del año pasado justo cuando se cernía sobre nosotros con toda crudeza la crisis económica, y todos los índices de crecimiento caían empicado muy por encima de las previsiones, el Botín (del pirata: el apellido le viene como anillo al dedo), presenta en junta general de accionistas unos resultados de beneficios record. Lejos de cortarse un poquito, estos usureros vuelven a hacer público a bombo y platillo, lo bien que les van las cosas a costa de la necesidades de los demás, y hacen que se vuelva a cumplir el dicho de que a rio revuelto ganancia de oportunistas…y banqueros.

    Cuando no eres cliente te dicen que “queremos ser tu banco” y cuando estas dentro no te cuidan lo más mínimo, y la primera de cambio ya te están cobrando comisiones por todo.
    El tema de fidelizar al cliente cuidándolo, entre otras cosas por una cuestión práctica si lo tienes contento no se irá a la competencia, ha dejado de ser la regla lógica en la banca. Se utilizan líneas de presión al cliente, como las que tú has sufrido, tremendamente agresivas, con consignas de acoso y… “extorsión”. Cualquier cosa vale. Estas practicas coacionadoras también las utilizan empresas de telefonía (otras que tal bailan),y van a más. La desprotección del ciudadano es total.

    Se olvidan que los jefes de ellos (los banqueros), los que ponemos el capital, somos los ciudadanos. El banco debería estar a nuestro servicio como personas, y no contar sólo como la representación de un saldo que les produce enormes beneficios.

    ResponderEliminar
  4. Pues a ésta caterva, querido Jose, es a la que se le soltó miles de millones del erario público, de nuestros impuestos, para que taparan sus agujeros.
    Sin control,sin auditación, parcticamente a fondo perdido mientras eso si, siguen dando beneficios y repartiendo dividendos.
    Eso si: si por azar o desventura una letra se escapa al limbo o se retrasa su pago, caen como buitres leonados sobre el cliente.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola:

    Un consejo, Jose. Conozco bien el mundo de la banca. Ten cuidado con los recibos impagados. No voy a entrar en si es justo o injusto que te llamen 23 veces y acosen a tu hermana. Pero es posible que estes dado de alta ya en el ASNEF. Eso quiere decir, que posiblemente ese crédito -cuando termines de pagarlo- sea el último que te concedan.

    ResponderEliminar
  6. si me envias tu nif a zdoom@hotmail.es veré que puedo hacer

    ResponderEliminar
  7. quizás seria mejor que te mandase mi número de cuenta, no crees?

    ResponderEliminar
  8. Estoy absolutamente emocionado por pertenecer al club ASNEF. De todas maneras, gracias Juanjo, por tu interés.

    ResponderEliminar
  9. Tengo un hermano y dos hermanas que trabajan en un banco. Los tres han tenido que acudir al médico para que les medicara. Las presiones son grandes dentro de los bancos. A una de mis hermanas, hace veinte años, la destinaron al departamento de morosos y todos los días volvía a casa hecha polvo. Contaba historias como: «Hoy he tenido que llamar a un agricultor que se me ha echado a llorar y yo con él. Me decía: “Señorita, déme un mes más, que no recojo la cosecha hasta…” Le he dicho que le intentaré conseguir una prórroga y que ya le llamaría.» Mi hermana no podía conseguirle ninguna prórroga. Era sólo la que llamaba, pero decía que así por lo menos les daba un par de días más de esperanza.

    Cuento todo esto porque los que llaman, a veces, lo pasan tan mal como los que reciben la llamada. No sé si es el caso de los que te han llamado a ti, pero con mi hermana sucedía. De hecho, no paró hasta que la cambiaron de sección.

    Ahora mi crítica: todas estas presiones, presiones a los empleados para que sean duros, presiones a los clientes que deben dinero, presiones a la familia (lo de tu hermana me ha dejado ojiplática y me pregunto si no será denunciable) con las que tan mal se lo hacen pasar a tanta gente (algunos habrá que son caraduras, la mayoría son personas que están pasando momentos muy malos) son el método utilizado por unos cuantos cabrones que viven como reyes. Son gentuza sin escrúpulos, sin piedad y todo por una cantidad ridícula de dinero en muchísimos casos.

    Les importas un carajo, Bate. Cómo lo estés pasando o el mal rato que se ha tenido que comer tu hermana es asunto baladí para ellos, que sólo quieren los puñeteros 190 euros.

    Ánimos y haces bien en traer la historia al blog. Llegas a una mínima parte de los españoles, pero ya somos unos cuantos más los que podemos ir hablando lindezas del Santander, en este caso; del BBVA (que es donde trabajan mis hermanos) en otros, y así de todos esos usureros despiadados.

    Saludos y perdón por este comentario tan largo.

    S. Cid

    ResponderEliminar
  10. Bate a mí también me ha dejado un poco mosca la llamada a tu hermana.

    Estos tipos tienen nuestros datos, lo saben todo, qué comemos, cómo vestimos, cuánto gastamos en nuestro tiempo libre y en qué.

    No me gusta aconsejar, pero por mi experiencia deberías denunciarlos en una asociación de consumidores, los ayuntamientos tienen oficinas, telefónica me ha devuelto dinero y el banco también.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Pues yo me he reído un montón con tu entrada. (aparte de que me parece una vergüenza el acoso).

    Eso del ASNEF y similares, si es que te han metido, al cabo del tiempo se borran los datos, así que no es preocupante.

    Un besín.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.