sábado, 1 de agosto de 2009

NIRVANA (Nevermind)


No creo que me equivoque si digo que este disco supuso para mi un descubrimiento. Este tipo, Kurt, tenía trato directo con los de arriba, tenía duende, pero que un bosque entero.
Colgué ayer este vídeo y mi amigo Morat me ha recriminado que lo haya quitado. Lo vuelvo a subir. La desgracia mayor que cometió este hombre fue casarse con una pirá con más peligro que un pirómano en la Zarzuela.

Morato dice:
Estos tíos de Nirvana sí que tenían Aptitud y Actitud. Su postura, la de Kurt, era más bien nihilista, pero al menos no resultaba ser una pose diseñada en algún gabinete de marketing para comer el coco a adolescentes descerebrados. El sentido de la orientación de este hombre no estaba desatinado ni mucho menos. Se percataba totalmente de la realidad y del mundo de mentiras desde el primer momento. Por su consecuencia (aunque fatal) y por su música, lo adoro.


Yo también los adoro.





4 comentarios:

  1. En su tiempo lo compré atraido más por el nombre del disco y la foto, que por mi conocimiento sobre el grupo. Hoy lo aprovecha mi hijo mayor.

    ResponderEliminar
  2. Alabo el gusto de tu hijo mayor.

    ResponderEliminar
  3. Para mi tambien significó todo un descubrimiento, como casi todo a esa edad que tenia cuando escuche a Nirvana por primera vez...Pero desde luego que no fue para mi ninguna moda pasajera.

    ResponderEliminar
  4. Nunca olvidaré el concierto de Nirvana en Reading en 1991 (si, ese en el que Kurt se tira encima de la batería), aunque en ese momento Morato y yo nos habiamos perdido del resto de la expedición...
    ¡¡Qué momentos!!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.