domingo, 2 de agosto de 2009

Gran Poder

Oh forma sacratísima,
vértice de las flores,
donde todos los ángulos tienen sus luces fijas, donde nudos y boca
construyen un presente,
cuerpo con luz humana con músculos de harina.

( F. García Lorca )

Comienza a quebrar albores. La imponente canastilla surge de un silencio sepulcral cargando un misterio hondo. La claridad de la mañana acerca aun más el rostro cansado y austero de la imagen. Un crujido doloroso acompaña el levantar del paso. La tensión en la forma de andar de los costaleros, hace más dramático el momento. La gente se recoge para que la cofradía pueda ahondar en su camino. Cuantos siglos de callada penitencia hay en este momento. Los vencejos, asustados, callan. Una nube de prodigioso incienso penetra la luz.Se acerca, el paso racheado, y la voz del capataz mandando...
-Pararse ahí!.
Cuantos siglos cargando la cruz, cuanta esperanza sembrada a la sombra de tu dolor.Te paras a mi lado y un temblor frio recorre mi alma. Solo quiero que sepas que quiero compartir la carga que llevas, aunque exhausto caiga del peso.
Son las seis de la mañana y Jesús del Gran Poder pasa ante mí.Se aleja, como un barco henchido de amor, como un viento sagrado que nos ha dejado un reguero de agua pura.
No hay agua más pura que la que sale de tu contemplación.



6 comentarios:

  1. Que don tan grande se te ha dado. Expresar hermosas frases salidas de tu interior y maravillarte ante los pasos de Semana Santa. El trozo de tierra española en la que vivo, los ha escondido, los ha ignorado y los ha desterrado. A nuestros hijos hay que sacarlos fuera para que vean la hermosura que tú has plasmado. Gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  2. Pocas cosas hay tan hermosas,Jose, que te hagan crujir el alma, como ver pasar en silencio al Señor de Sevilla en la "madrugá" del Jueves.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Te sale verdaderamente del alma cada vez que hablas de tu querida Semana Santa Sevillana. Es un sentir intenso, arraigado y muy personal que me gustaría compartir.

    Tengo un compañero que es hermano de la cofradía, y me contaba lo polémico que ha sido el resultado de la restauración de la imagen de Martínez Montañés. Aquí en Sevilla cualquier cosa que tenga que ver con la tradición ya sabes que genera ríos de polémica y debates.

    Te has vuelto a salir del cuadro: ¡¡¡magnífico!!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias a los tres por vuestros pareceres.

    *Un inciso Locuaz, la talla del Señor es obra de Juan de Mesa.

    ResponderEliminar
  5. Ayer vi una película mejicana, que me hizo pensar en tí,la encontré muy triste, pero tuvo cinco minutos finales expectaculares y no pude esconder mi emoción. Tal vez porque tú escribes cosas con nostalgia, con sentimiento, con profundidad y siempre dejas un buen sabor, un buen aroma, una satisfacción. Me alegró haberte conocido. La peli se llama : "Cosas insignificantes"

    ResponderEliminar
  6. Resulta Ángel, que cada vez que me pongo ta escribir me sale como tú dices, una vena nostálgica que me llega directamente de buscar lo que perdimos, o lo que perdí. Ni siquiera yo, me conozco. Te sorprendería descubrir lo payasote que soy.
    Igualmente, me alegra saber de ti.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.