domingo, 26 de julio de 2009

Madrid 40º



La nieve bajo distintas formas, el hielo con su carga eterna. La retina impregnada de la bruma que deja caer el solsticio de invierno. Que acude feroz tras las huellas que deja el sendero. Aparece la madera que dará calor a unos huesos, compendio de sopa a estas alturas. Tal vez sea la hora de dar marcha atrás, como hacen las ardillas revoltosas de canela y clavo, como barruntan los gamos que un día de noviembre alcanzaron la gruta. Sólo tras los pasos de mi sombra encuentro un lugar seco y áspero donde descansar.
El hecho más significativo del último año tal vez haya sido el descubrimiento de la nieve. Si; los habitantes de los territorios del norte tiene infinidad de nombre para dirigirse a la nieve y el hielo, según su forma, su textura, su color, su aroma, si, su aroma. La nieve desprende una fragancia cercana a la pureza; que también huele. Teresa de Jesús dejó impregnado de dulces aromas las estancias donde su pequeño cuerpo sucumbió al paraíso. Las hermanas de la santa lo dejaron bien clarito. Incluso un árbol seco y áspero como los pasos de mi sombra, comenzó a florecer tras la ausencia de la Luz.

***************

Me ahogo en esta meseta castellana. Muchos comentan que por ser de donde soy, debería estar hecho al infierno de un verano en cuarentena, dantesco, por lo de perder toda esperanza, acrisolado, ruin como una ciénaga de lodo. Pues no me hago a esto, comentadores. ¿Porqué debería hacerme?
Yo quería comentar mi devoción hacia una serie que echaron en TVE 2, hace un porrón de años, coincidiendo con un verano horrible y trigueño en semejanza a este infierno. Sólo quiero exponer que mi dacha (Umbral), carece de aire acondicionado, que el suelo esta revestido de madera y que el arquitecto que la proyectó, no pisó Castilla en verano. Aquí hace un huevo y parte del otro de frío, OK, pero también hace una calor que es inviable con la vida humana. Hoy, es probable que lleguemos a los cuarenta grados…,si, lo sé, en Sevilla entonces rozareis los 45º, pero es que en Sevilla los arquitectos suelen veranear todos en Valdelagrana (Cádiz), que lo sé, que yo los he visto. A un arquitecto se le ve venir de lejos. A un doctor, también.

La serie era Doctor en Alaska, y los veranos sevillanos me los hacía más liviano y fresco. Siempre quise vivir en un lugar parecido, estoy en ello.





5 comentarios:

  1. Pero esaa meseta castellana es la gran cuna de nuestros más grandes personajes. ¿Cómo viviría Santa Teresa sus pasos por la misma? Alaska queda lejos. Quédate con castilla, sus olores matutinos no se verán neutralizados por la blanca nieve.

    ResponderEliminar
  2. Te puedo asegurar que a la santa no le hacía ni mijita de gracia la calor, y sobre todas, la sevillana. Lo deja claro en su libro de Las Fundaciones.."Luego se comenzó a aparejar para el camino, porque la calor entraba mucha, y el padre comisario apostólico, Gracián, se fue al llamado del Nuncio (7), y nosotras a Sevilla con mis buenos compañeros, el Padre Julián de Avila y Antonio Gaytán y un fraile Descalzo (8). Ibamos en carros muy cubiertas, que siempre era esta nuestra manera de caminar; y, entradas en la posada, tomábamos un aposento, bueno o malo, como le había, y a la puerta tomaba una hermana lo que habíamos menester, que aun los que iban con nosotras no entraban allá.

    Por prisa que nos dimos, llegamos a Sevilla el jueves antes de la Santísima Trinidad, habiendo pasado grandísimo calor en el camino; porque, aunque no se caminaba las siestas, yo os digo, hermanas, que como había dado todo el sol a los carros, que era entrar en ellos como en un purgatorio

    ResponderEliminar
  3. En Sevilla hace un calor que te derrites en la calle. La Costa de Cádiz para mí de las mejores ya que la nombras.

    Los arquitectos en Andalucía construyen para combatir la calor, en invierno te puedes quedar congelado.

    Me encanta Madrid, sólo tendréis unos días de rigurosas temperaturas, aquí hasta el otoño.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Pasión, mi madre me tiene dicho que llevais unos cuantos días de infarto, que está haciendo un mes de julio, como tú dices, p´derretirse.
    Pero es verdad, aquí en Madrid, y más concretamente en la sierra, esto pasará en un par de día, vamos, digo yo....joer!

    ResponderEliminar
  5. Qué bien. Te he obligado a poner un magnífico texto de la Santa y no hay nada como ver a los santos ¡tan humanos! Gracias de nuevo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.