jueves, 2 de julio de 2009

J.S.Bach-Toccata e Fuga BWV 565

El que toca esto es Karl Richter, que para mi, toca mejor el órgano que el piano.

Mientras una de mis cinco hermanas pedía a madre el azúcar para el café con leche, yo asistía a una liturgia incompresible para un hombre en ciernes; me ponía los cascos y escuchaba esto. Creo que nos remontamos al 88. En mi casa lo que se llevaba era la Pantoja (paquirrín todavía no había sido engendrado).
Siempre.

6 comentarios:

  1. Es una de mis piezas de órgano favoritas. Tuve la suerte de poder oírla una mañana en Los Venerables de Sevilla con D. Enrique Ayarra de solista.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Nunca tuve la suerte de poder sentarme a un órgano a tocar. Tiene que ser una experiencia absolutamente sobrecogedora, sobre todo porque ya tocada al piano esta tocata y fuga es muy reconfortante y liberadora. Pasa como casi siempre en Bach; cuanto más lees la partitura, más cosas encuentras. Y cuanto más la tocas, más te enganchas. Algo mágico.

    A mí Karl Richter me gusta mucho como director en sus grabaciones de las cantatas y los oratorios de Bach con los grandes solistas de los años sesenta y setenta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Cuando aún existía el programa “Clásicos Populares” de querido recuerdo (¡¡que funesto año fue el 2008 para la difusión de la “música clásica”!!), al llegar la Semana Santa, los fragmentos de la Pasión según San Mateo que emitían y la obra de la semana, los años que recuerdo, siempre eran en la versión de Karl Richter con la orquesta y el Coro Bach de Munich, así que me hice con esta grabación y con la de San Juan tmb de Richter, y para mi son especiales. Tienen una solemnidad y respeto a la partitura, sin ser historicista, que sólo desde el enorme conocimiento de la obra de Bach, se puede llevar a cabo. Aquí en esta demostración al órgano de Richter se ve que seguía en esta disciplina también los pasos del Maestro.
    Estas grabaciones son "canela en rama", y las torrijas de tu madre Gloriosas.

    ResponderEliminar
  4. PFunes: Conocí al Padre Ayarra en el Conservatorio de Música de Sevilla, el de la calle Gran Poder(Ole), hace un porrón de años, yo estudiaba Armonía, y el daba un curso de Interpretación y Formas orquestales, o algo parecido. Un señor imponente, tanto en lo físico como en lo musical.

    ResponderEliminar
  5. NOATODO: Lo que dices es cierto "cuanto más lees la partitura, más cosas encuentras".

    ResponderEliminar
  6. "Tienen una solemnidad y respeto a la partitura, sin ser historicista, que sólo desde el enorme conocimiento de la obra de Bach, se puede llevar a cabo."
    Tu si que sabes, has dado en la tecla. El historicismo no siempre está acompañado de sentimiento.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.