sábado, 13 de junio de 2009

Me habéis hecho perder una bonita mañana del mes de junio, calurosa, pero bonita.



Me resulta tan extraño que unos funcionarios trabajen el sábado, en un país donde los bancos se tiran la mitad del año sin abrir este día, y donde los ayuntamientos tienen horarios de eso, de ayuntamiento. Me habían dicho algunas personas mal pensantes que era muy raro que Hacienda me atendiese un bonito y soleado día de junio a las 12:30 PM, sábado. Pero pensando que queda poco para que finalice el plazo de los deberes hechos, pues no se, que sería verdad. Si, reconozco que me quedé extrañado cuando después de tres llamada y casi una hora de intento…ya saben.
(voz cercana y disciplinada)
- Si quiere que le atiendan en castellano pulse 1..
-Si es para gestionar el borrador a devolver pulse 4..
-Si es para que le …5
-Y si es para otra gestión espere a que….(azufre)
Casi una hora esperando a que alguien me atendiese. Para mi bajar a Madrid, aunque sea sábado es una tortura, me pierdo con facilidad, me avasallan sus conductores, (ya menos) y aguanto poco a los camareros/funcionarios que se disponen a servirme churros (porras) desangelados y fríos. Pero me dieron cita, como suena. 12:30 PM en la calle Guzmán el bueno 139.
En el bar donde entro a tomar el doble de café con una gota de leche no tienen camarero/funcionario, vaya. Incluso para hacer tiempo, acabo hablando con la dueña del negocio, ¿de qué?, pues de que va hacer, de Zapatero. Al lado de donde tiene esta amable señora su chiringuito, está el colegio de las chiquillas del Nota.
-Me da más pena esas niñas
-¿porqué señora?
-Por lo que tienen que aguantar
-Mucha seguridad, no?
-Que va hijo, si lo digo por el padre.
Me pido una tostadas extras, así acorto el tiempo. Todavía queda una hora para mi cita con la patria.
Todo muy bueno. Unos cuantos flechazos a la familia del nota, y nos quedamos tela de a gusto.
El bar está en la calle Cea Bermúdez, tiene veladores en la calle, y casi hace esquina con Guzmán el bueno. Entren y pregunten por mi. He dejado pagado un par de desayunos a los que vayan en el nombre de este blog.
Hacienda estaba cerrada. Acabé con la mañana arrastrando pesares.

¿Y si Hacienda fuera un McDonalds?

1 comentario:

  1. Probablemente el sistema automático de asignación de citas de Hacienda, estaría sincronizado con el Calendario Zaragozano por error, y te dio el día en función de la preparación de los terrenos en barbecho, para la campaña patatera del 2009-2010.
    Lo sangrante como tú dices, es la perdida de tiempo y dinero que te supuso el despiste.

    Vamos a intentar ahora tomarnos unos churros como Dios manda, en tu antigua patria de Gines, antes de que el señor Lorenzo empiece con su campaña de insolación para la jornada de hoy. Con tanto calor de golpe estamos como decía Luque, inspirándose en el teatro de Opera de la Maestranza con forma de olla express, envasados al vacio.

    Por cierto el video del cliente despechado del McDonnals ¡¡buenísimo!!.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.