lunes, 15 de junio de 2009

A la porra con Radio Clásica (RNE)


¡A la porra con Radio Clásica! (RNE). De las últimas cinco veces que la he sintonizado, dos, estaban dedicadas a músicas étnicas (tambores de una tribu de Uganda, y un tipo borracho y desafinado de Uzbekistan murmurando cosas que mejor no saber), y la otra, a la música folclórica de la República Dominicana, merengue, ballenato o como se llame la cosa esa del meneito por esas tierras de dios. Ya sabemos tod@s (jeje je), que lo que toca un progre se lo carga, y R2, no iba a ser menos. Está infectada de esa doctrina termitacoideal que llamamos multiculturalismo (Multipollas). Básicamente el multipollas cultural consiste en igualar los alaridos de un tipo borracho, desafinado y enfadado, de las montañas uzbeka, con la obra sinfónica de Robert Schumann. Así, con un par.
Para la doctrina multipollas, es lo mismo la polifonía española del siglo XVI, que un aborigen australiano dándole palos a la tierra. Fue Carmen Calvo, ministra de cultura del primer gobierno zapateríl/pastoril, la que puso al mismo nivel el jevimetal con la ópera, la que dijo aquello de que ya estaba bien de tanto elitismo en la cultura española. En su caso, se tomó al pie de la letra la abolición del elitismo. Como dilapida talento esta señora, que gran ministra perdimos. Que personaje más interesante esta Carmen, de Cabra (Córdoba). No señora, por mucho que usted diga, no es lo mismo Barón Rojo, que Wagner.
La multiculturalidad avanza en todas las disciplina. Para un multipollo, un graffiti puede llegar a tener la misma trascendencia que la pintura de Valdés Leal. Ahora bien, dudo mucho que estos mecenas que creen en la igualdad y el multiculturalismo a toda cateja, opten a la hora de almorzar, por el arroz con leche fermentada de burra que le ofrece el uzbeco, antes que a un chuletón de cordero de Ávila.
¿Que la mayoría son vegetarianos? Normal.
Tampoco, metidos en comparaciones, creo que un multipollo prefiera vivir en una choza construida con caca de vaca, a habitar un chalecito con tos sus avios en las afueras de los madriles. Tras esta breve reflexión, mi pregunta es la siguiente. ¿ Porqué tengo que tolerar el gusto de un pavo que no cree lo que dice? y,¿Porqué tenemos que aguantar a unos tipos que se están cargando la radio que pagamos entre todos y cuya finalidad inicial era la difusión de la música clásica?
¿Porqué, carajo?
Cuando vamos a empezar a mirar la verdad de cara y dejarnos de bobadas...
Mozart Don Giovanni: Commendatore

3 comentarios:

  1. Has puesto de nuevo el dedo en la llaga. La única emisora que nos quedaba y que era el referente necesario en cuanto a la música clásica (o culta según se entienda) en el erial del dial musical,se la están cargando a marchas forzadas.
    La función de un servicio público destinado a elevar el nivel de sus ciudadanos ofreciendo una oferta de calidad, se está yendo al garete, por la misma lógica “progre” de que para aprobar a mas alumnos en el sistema educativo, bajamos el listón: empeoramos la calidad de la enseñanza, nos cargamos la excelencia.
    Pues el arte, en este caso la música, no hay que bajarlo de nivel, ni mostrarlo de forma poco digna; sólo hay que hacerlo llegar al pueblo en toda su grandeza, complejidad y extensión. El que quiera acceder a él que lo haga, y al que no le motive, aunque sea la mayoría, pues no hacer el payaso con ejercicios malabares y con mezclas absurdas de acercamiento; aquí se trata de mostrar el arte musical con letras mayúsculas.
    Nunca en la historia de la humanidad, ha habido una disponibilidad tan generalizada y apabullante de la oferta cultural, sin embargo en cuanto a la sensibilidad de los poderes públicos, estamos en lo de “al pueblo pan y circo”, una verdadera incongruencia de esta sociedad.

    Ayer pasaba por la A49, y colgando de un puente de entrada a Sevilla veo una pancarta que rezaba: “MANIFESTACION 15J”. No había escuchado nada, e intenté buscar en prensa noticias al respecto. Hoy me entero en el trabajo que la manifestación es por la bajada del Betis a 2ª división. Estoy seguro que habrá más gente que cuando lo de Marta del Castillo, y también que entre ellos habrá muchos parados a los que les preocupa más la situación de su equipo que la propia. Mientras tanto RAdio2 languidece para desdicha de sus oyentes de siempre.

    ResponderEliminar
  2. Tiene usted toda mi solidaridad en esta noble lucha. No es justo prostituir un elemento tan útil de difusión de la maravillosa música clásica como ha sido RNE2, sólo porque el director quiere hacer méritos en lo del encuentro de civilizaciónes. Si tanto interés tienen en lo étnico, que dediquen una Radio específica, de las montañas Uzbekas al Canigó.

    En el fondo, sospecho, todo responde a políticas de redifinición de personal en el grupo. Triste.

    ResponderEliminar
  3. Es una lástima ver en que se ha convertido una emisora que tanto contribuyó a la restauración y difusión del nuestro patrimonio musical, que le quitó los complejos al "género chico" y lo más importante, nos enseñaba música clásica.

    Recuerdo con mucho cariño un programa con el que me levantaba y cada día de la semana lo dedicaba a un periodo musical (tengo que reconocer que levantarme los lunes escuchando polifonía me levantaba la moral).

    Cada vez escucho menos esa emisora, desde 2004 los contenidos han cambiado mucho, y la radio clásica que conocí en los 90 y que me hizo un apasionado de la música ha desaparecido completamente. Eso sí, por lo menos toda esa formación musical me ha permitido hacerme con una gran colección de música clásica "legal" (como diría ahora la Sinde-scargas) porque no me ha importado pagar por productos de calidad.

    Es una lástima que esto ocurra. A veces pienso que estamos sumidos en el mismo proceso de decadencia que acabó con el imperio romano... (sobre todo por la "barbarización" y relativización de las costumbres). Nos parecemos peligrosamente cada día más a ellos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.