sábado, 16 de mayo de 2009

Sobre el aborto



He reflexionado mucho sobre el tema, pero al final todo se queda en esto: No conozco a ninguna mujer que se haya arrepentido de traer un hijo a este mundo, en cambio, por desgracia, conozco a más de una mujer que se arrepiente de haber abortado., y seguramente si alguien les hubiera informado de la gravedad del acto, no hubiesen abortado.
Es un tema muy delicado, al que no contribuye en nada las propuestas disparatadas y esquizoide de este gobierno inhumano.
Ahora sólo se me ocurre escuchar esta música que me relaja las entendederas ante tanta locura.
Del cuarteto Para el fin de los tiempos de Olivier Messiaen, "Louange à l'éternité de Jésus"
ADENDA.
"Si tenemos en cuenta que la Ley de Protección Jurídica del Menor dice que todos estamos obligados a denunciar la existencia de menores en situación de riesgo, ¿qué debe hacer un farmacéutico si una niña que está a punto de cumplir los trece años le pide la píldora del día siguiente? Si se calla y le da la pastilla, mal, porque la Ley del Menor le obliga a denunciarlo. Y también el Código Penal, que considera abuso sexual toda relación que se mantenga con una menor de trece años. Pero es que si se niega a darle la píldora, para la que ya no hará falta receta, igual se mete en otro lío. Y si lo comunica a los padres o a las autoridades, también puede atentar contra el derecho a la intimidad de la menor… Yo creo que el Gobierno debería clarificar todos estos aspectos, porque, si no, vamos a volvernos locos."
Emilio Calatayud Juez de menores de Granada
Robado del blog http://cronicasdeunmundofeliz.blogspot.com/ Gracias D. Pablo.

7 comentarios:

  1. No hay nada más hermoso que dar vida, traer un hijo al mundo.
    Este Gobierno ha abrazado la "cultura de la muerte" hasta límites desconocidos en cualquier país europeo.
    La expedición de la píldora abortiva a una menor de dieciseis años es una aberración y un dislate absoluto.
    Es decir, que la niña en cuestión no puede pedir una cerveza, ni hacerse un piercing sin ir acompañada por alguno de sus progenitores, ni conducir, ni votar, ni ser sujeto penal... pero sí tiene la "madurez" necesaria para segar la vida que crece en su interior, y lo que es más espeluznante, sin el conocimiento de los padres.

    ResponderEliminar
  2. Esto es lo que pasa cuando las cosas no se dejan en manos de profesionales antes de "meterse en faena".

    ResponderEliminar
  3. No somos más que transmisores de vida; lo demás son películas. El ser Humano como especie, tiene al igual que todas las demás, este fin.

    Cuando lo natural pasa a ser reglamentado por los políticos, carentes por lo general del sentido de comprensión y sensibilidad para con las leyes naturales, e incluso en la mayoría de los casos, del pragmatismo que debería ser inherente a estos, se rebasa e invade la libre norma natural que hasta ahora debía de regirnos. Y creo que a río revuelto, mal caldo para la educación de jóvenes y pequeños.
    En fin todo esto es en verdad complicado como tu bien dices, pero creo que nos enredamos nosotros mismos con la ayuda patosa de los políticos.

    Yo exijo mi derecho al suicidio…consciente. Voy a tomar mi dosis de SOMA.

    ResponderEliminar
  4. Por eso mismo se pretende banalizar este tema, hacer creer a la sociedad que ir a abortar es como ir a quitarse ese lunar que estorba, cuando la cruel realidad es que, en muchos casos, como bien dices, si la madre hubiera comprendido realmente lo que iba a hacer, no lo hubiera hecho nunca. Y no me puedo imaginar lo que tiene que ser darse cuenta de que se ha matado al propio hijo...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Mucho me temo que nuestro inefable Z va a necesitar otros 600 asesores.

    O mejor: 4 millones y acaba con el paro de paso.

    ResponderEliminar
  6. El derecho abortar tiene que existir. Nadie se puede poner en el lugar de una mujer que por lo que sea aborta. No tiene que ser plato de buen gusto pero es un derecho.
    Recuerdo que con el divorcio paso lo mismo y yo era pequeño , ahora los fachas pagan a la iglesia para que les anule el matrimonio. Una verguenza.
    En fin, nadie se puede poner el la piel de nadie, ni juzgar ni decidir por nadie.
    Un abrazo , descubri tu blog y me gusto.

    ResponderEliminar
  7. Gracías María, de todas maneras no se la relación que existe entre el divorcio y el aborto.Y lo que hagan esos "fachas" en su relación con la iglesia es un asunto de ellos con la iglesia; eso no quita un ápice de razón a la crítica. Yo he sufrido el aborto de una persona muy cercana, y es un dolor muy inteso, y por supuesto que no se me ocurre juzgar a ninguna mujer que aborta, denuncio al gobierno por tomarse este asunto de la forma tan frívola con lo que lo hace.Hay tienes al juez Calatayud, que estarás conmigo que facha facha, como que no se le ve.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.