lunes, 18 de mayo de 2009

La lealtad de Suzuki


Todo lo que Giacomo Puccini quiso decir, que fue mucho y bueno, en su Madama Butterfly, lo condensó el músico en la dignísima persona de Suzuki, la carabina que acompañará a su señora hasta el abismo producido por el inmenso dolor de saberse olvidada y engañada por J.B Pinkerton, el galante marino norteamericano que le robará el corazón entre lirios y crisantemos.
Desde el primer momento, el maestro toscano supo mostrar (hablamos de un genio con to los avios) que tras los primeros compases achispados y recatados, se esconde un drama de dimensiones homéricas, una cruel mentira que hará que la dulce Butterfly, termine clavada como una mariposa en el más absoluto dolor de su corazón. Susuki siempre estará ahí, y como buena dama de compañía, se huele la tragedia a la que está abocada la bella japonesa, y eso la hace más digna si cabe. El honor hace el resto. Mientras asimilo y disfruto la ópera pienso si hoy alguien se quitaría la vida por el honor mancillado..., no, no creo, sólo se puede perder aquello que antes se ha tenido, y vivimos en un tiempo sin honor.
Suzuki se convierte en la roca donde descansa todo el argumentario, en el almario donde su ama deja descansar el alma exánime de esperar a su amor. Amor que nunca más podrá tener; su amado J.B Pinkerton la dejará por una mujer de su clase, y americana.
Y ahí está la cuestión. Tenemos a una mujer locamente enamorada de un hombre que no la corresponde, y una cultura de honor enfrentada a la nada. Suzuki, mi admirada Suzuki, lo vio, lo sufrió, y no lo pudo remediar.
Ay...el amore...¡¡

8 comentarios:

  1. Prodigioso.
    Por cierto,Jose,que mi marido sostiene que la Tebaldi es insuperable;ni siquiera la Callas se acerca a su perfección.

    ResponderEliminar
  2. Natalia miarma, me pones en un aprieto. Pues que quiere que te digas, yo es que soy mucho de la Callas, pero es que la Tebaldi tiene un fondo que...mira, que me quedo con las dos, Ea.

    ResponderEliminar
  3. Estas son las entradas, o como dicen los inter-nautas-urgentes los post que me gustan.
    Es bueno comprender e interpretar una Opera (y por extensión cualquier música), más allá de lo musical, siendo como es una de las disciplinas artísticas más completas, sino la que más.
    Los grandes músicos han intentado crear operas que encierren un Mundo en sí mismas: equilibradas, cargadas de significación y simbolismo, sofisticadas, emocionantes…
    El caso de la Madame Butterfly de Puccini es como dices una historia de lealtades y de amores profundos frente a superficiales mentiras. Es también el contraste entre dos culturas totalmente distintas, ilustrado en forma de engaño amoroso. En la japonesa el honor es un valor sagrado. Los matices de la alteración química de las emociones…los borda Puccini.
    Me quito el sombrero ante la Tebaldi que brilló en su época a la misma escala de diva que la Callas.
    Y ya de paso agradezco a gente como Arturo Reverter que con su programa "Ars Canendi" y su gran profesionalidad (de lo poco que va quedando en Radio Clásica), y también a Ricardo de Cala, con aquellas magnificas intervenciones sobre las grandes voces de la opera en Clásicos Populares de siempre agradecida memoria, la capacidad para enseñar a disfrutar y apreciar más las voces de figuras como la Tebaldi.

    ResponderEliminar
  4. Y yo me quito mi sombrero ante tí.

    ResponderEliminar
  5. Killo aquí en Sevilla a estas alturas de quitarnos el sombrero nada. Vamos a estar ya como los pollos asaos de la feria.
    Oye que tu niña no sé si se está arrancando por una del Pali o practicando kun-fú o Taichí.
    Esta guapa y graciosa la cría
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Me quedo con las sevillanas del Pali "..madre no me riñas más, por salir de costalero". Que peazo de Pali. Hay que profundizar más en el Pali, era la gracía de Sevilla con gafas de culo de botella. Lo conocí un domingo de ramos por la calle arfe, donde vivía. Pasaba la Estrella y yo no tendría mas de 9 tacos. Tela.
    Después te llamo para hacer eso del internete, si puedes.

    ResponderEliminar
  7. Hoy llego a casa tarde, así que si me quieres llamar al fijo, a partir de las 23h mínimo.

    ResponderEliminar
  8. En el teatro Gran Vía creo que la representan estos días por si te interesa.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.