miércoles, 20 de mayo de 2009

Hubo un día que pensé que las palomas que rondan el viento inspeccionaban el tiempo que transcurría entre un lugar y mi casa. La casa de mis padres siempre estuvo abierta, sin saberlo mi padre, a la ilusión. Todo lo que soy se lo debo a esta canción, no es difícil deberle nada a esta canción. La primera vez que uno tiene conocimiento de algo es posible que guarde un olor, yo, guardé esta canción. Me persigue sin tregua, tampoco yo se la doy. Son estas cosas que perduran en la memoria de uno, disfrutando en la inmensidad de Dios ciertos regalos tan íntimos que me sonroja exponerlo.

RED HOUSE PAINTERS - KATY SONG




4 comentarios:

  1. Bueno esto es un derroche; entro en el “blog-del naufragio” y me encuentro no uno, sino tres entradas nuevas, vamos ni el Carrefurrr; si bien una es de refrito que usted a tenido a bien al utilizar un comentario de un servidor antiguo, y colocarlo de recordatorio para volver a traer a nuestro Black Francis del alma y su nunca suficientemente valorada banda y de tan grata y excelsa memoria los PIXIES.

    Con respecto a Red House Painters, comprendo y comparto ese estado de ánimo que le trae su música. No puedo ser objetivo al hacerlo, son tantos los recuerdos que me traen sus canciones: septiembre siempre, melancolía al borde de un precipicio…
    Me recuerdo después de un concierto en Sevilla charlando con el cantante, Antonio Luque y Begoña; y el rebote e indignación que Mark Kozelec (el cantante) se cogía cuando le decía Begoña con su divina ingenuidad que “Songs for a blue guitar” era una mierda. El disco favorito de ella era el de la montaña rusa desvencijada. Siempre la echaremos de menos a ella y a sus fantasías.

    Como les decía en un correo a unos amigos que no querían acompañarme entre semana a un concierto en el otoño pasado RHP en Puerto Real:
    “Vuelve uno a escuchar esta factura de canciones en otoño, y yo que siempre he sentido aprecio por RHP, no puedo sino dejarme llevar por la melancolía que destilan "tonight in Bilbao" por ej. Y volver a deciros que ¡¡¡perderse el concierto del jueves es un error!!!. Que queréis que os diga...será el momento por el que atravieso, la época del año o que soy un triste del quince que será lo más probable.”

    ResponderEliminar
  2. Begoña ( Q.D.G), dijo eso de Songs for a blue Guitar, para enfurruñar al genio, porque ella tenía mucha sensibilidad como para no darse cuenta que esa canción es una Obra maestra. Yo también le habría dicho algo pa picarlo. Morato, sólo por estar comentando cosas como estas, merece la pena este blog.

    ResponderEliminar
  3. Es lo que nos queda. Pero también una vida por delante y un montón de ilusiones para poder cumplir...y aprender.

    ResponderEliminar
  4. Oye, veo que en mi ausencia has estado muy musical. No sabía lo del libro de Ana Magdalena (con el que muchos dimos nuestros primeros pasos), y sobre todo, me ha encantado ver a la pequeña Noelia cogiendo la manzana. ¡Pero qué ricura de niña!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.