jueves, 7 de mayo de 2009

El ministro de Justicia defiende "el derecho a mentir" de los imputados por la muerte de Marta del Castillo



El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, defendió este jueves, en declaraciones a TVE, el derecho a mentir de los imputados en la muerte de la joven sevillana Marta del Castillo y apeló a la presunción de inocencia. En relación a la investigación por la muerte de la joven sevillana Marta del Castillo y concretamente por las declaraciones confusas de los principales sospechosos ante la Policía, el ministro recordó que "una persona que está imputada tiene derecho a mentir, quien no lo tienen son los testigos". "Y yo defiendo ese derecho porque hoy pasa en este caso, pero mañana me puede pasar a mí y tengo derecho a no colaborar", añadió. Asimismo, el ministro rechazó aplicar medidas que endurezcan los interrogatorios. "Por supuesto, un interrogatorio no puede llevar a la tortura. ¿Cuál sería el efecto contrario?, ¿permitir interrogatorios donde se pueda presionar hasta el límite?", se preguntó. Caamaño rechazó que el sistema español ampare más al verdugo que a la víctima e indicó que "hay un gran espacio para la defensa de la libertad individual". "Vivimos en un sistema donde presumimos que todo ciudadano es inocente y esa inocencia es el punto de partida", concluyó.


****************************



Como dicen los cursis, o los periodistas o los políticos...hagamos un ejercicio de responsabilidad, no hay que hacer declaraciones en caliente porque patatí y patatá, etc, etc, y vamos a llevarnos bien como personas civilizadas, porque vivimos en un estado de derecho y la justicia solucionará los problemas que provocan los deliNcuentes, y caerá todo el peso de la ley sobre los asesinos porque estamos unidos todos todísimos contra el terror, y los cuerpos y las fuerzas y el ejercito y el presidente del gobierno a la cabeza y ba bla bla y la vicevogue con su último modelito que le sienta estupendiiicimamente y el ministro de justicia dice... "hay un gran espacio para la defensa de la libertad individual". Y...."Y yo defiendo ese derecho porque hoy pasa en este caso, pero mañana me puede pasar a mí y tengo derecho a no colaborar".

Que mañana te puede pasar a tí que???. Es que no le he entendido señor ministrón, ¿que mañana se va a poner usted en la piel del padre de la niña que han matado unos hijosdelagranputísimamadre...?

Como yo no soy ni cursi, ni periodista, ni político diré lo que me sale después de leer las cosas que dice este tipo. Es usted un miserable, y como usted todos los que no son capaces de ponerse en el dolor de esos padres, porque si el señor ministro se hubiera puesto un minuto, sólo un minuto en el dolor sobrehumano por el que tienem que estar pasando la familia de Marta, este mequetrefe, sólo por no herir más, no hubiera soltado esta chulería.

Tal como pienso, lo escribo, hoy ni corregiré las faltas de ortográfia, seran una prueba de mi dolor.

Dios guarde a esta niña y a su familia. AMEN.

10 comentarios:

  1. Que cuatro niñatos golfos estén vacilado y cachondeándose de toda la ciudadanía, de la familia de la joven asesinada y de la policia sevillana,es una absoluta vergüenza, y es síntoma inéquivoco de que algo falla.
    Aquí no dimite ni es cesado nadie: ni el Jefe Superior de Policía, ni por supuesto el Ministro del Interior.
    Penoso.

    ResponderEliminar
  2. No me había enterado. Repugnante.

    ResponderEliminar
  3. Este ministro es idiota.

    Un imputado nunca tiene derecho a mentir, tiene derecho a no delcarar en su contra y a guardar silencio. Pero no puede mentir a un juez porque comete perjurio.

    Patético.

    ResponderEliminar
  4. Esto más que un estado de Derecho, es un estado de Torcidos, gobernado por Re-torcidos.

    Que pena me da todo esto.

    ResponderEliminar
  5. El rey de Troya se postró ante Ulises para que le devolviese el cadáver de su hijo Héctor. Y se lo devolvió para incinerarlo como un príncipe.
    Cómo hemos cambiado unos cuantos milenios más tarde, pues unos asesinos te mandan a dragar un río y a voltear un estercolero para nada. Vaya tiempos que nos ha tocado vivir. Salu2.

    ResponderEliminar
  6. Querido Bate, el ministro no lo puede entender, porque si hubiera sido su hija ya sabrían donde está el cadaver, dalo por seguro...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Yo eso ya lo había oído. No sé si es perjurio o no. Es el estado de desecho. NO, no es una falta de ortografía.

    ResponderEliminar
  8. Hombre, desde un punto de vista estrictamente jurídico, el ministro tiene razón. Cualquiera, incluídos los niñatos asesinos, tienen derecho a no declarar contra si mismo e, incluso, simplemente a no declarar. Al no ser testigos, sino imputados, no tiene obligación de decir verdad (por tanto, por pasiva, tienen el derecho a mentir). Vamos, que eso no se lo ha inventado el ministro, sino la Constitución y la ley de enjuiciamiento criminal.

    Tampoco es plan de hacer demagogía con una muerte.

    ResponderEliminar
  9. Yo es que soy muy demagogo, mire usted.

    ResponderEliminar
  10. Pero Francisco, no pueden mentir ¡porque no pueden dar pistas falsas! Callarse sí, no declarar en su contra, también. Mentir no.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.