viernes, 1 de mayo de 2009

DIA DE LOS TRABAJADORES...SIN TRABAJO.

Solamente en el vacío espiritual de una roca aislada y desierta, logro desentrañar el paradigma que late bajo la fatua y fanfarrona máscara que desprende el Gobierno de España.
En esta tronante ausencia de inteligencia, la que hay es artificial, maquillada bajo el resplandor de la triste hilaridad, discurren los días de este ejecutivo nacido de un mal parto, y dispuesto a sentar sobre la mesa sus mejores cualidades, que son aquellas que nos llevará de victoria en victoria hasta la derrota final. Este pueblo está habituado, como Jaimito y sus migajas, a dejarse llevar por un instinto suicida que arrambla cualquier atisbo de sentido común, que como ya sabrán de sobra es el menos común de los sentidos. Aquí lo predilecto es la envidia y el sectarismo más atroz, o acaso se puede analizar desde otra óptica que en Andalucía se dobla en números de parados a Madrid y los sindicatos de clases, liberados de cualquier obligación, (que vergüenza que unas personas tan flojas, se arroguen la defensa de los trabajadores) ataquen a Esperanza Aguirre mientras el gobierno de la Junta de Andalucía se larga de rositas. ¿ Se puede hacer un análisis serio de este contraste si no es desde el sectarismo más vergonzante que exhala esta sociedad?
Habrán quienes hayan puesto las sardinas a secar, noten el miedo de no tener que echarse al estómago y sigan apoyando ciegamente, nunca mejor dicho, a estos iluminados surgidos de las entrañas de un sistema caduco. En su ceguera le seguirán echando la culpa a Aznar, a los Neocon, al capitalismo, y a todo lo que la propaganda falsa y falaz dicte. ¿ A qué esperamos para salir a la calle y protestar? a la misma calle que en su día nos echamos por motivos que ahora suenan cuando menos infantiles, el nunca mais, el no a la guerra,..., el no al cáncer, el no a los robos . Si todas estas lacras hubiesen acontecido bajo un gobierno socialista, nadie, absolutamente nadie, se hubiera echado a la calle, es así y todos lo sabemos. Recordarles a los sindicatos, que le montaron una huelga general al gobierno de Aznar en el 2000,creando ese año el país una de las mayores tasas de empleo de su historia.
Hasta aquí a llegado el agua de la infamia. A veces pensamos que ya no se puede llegar más bajo, falso, con toda seguridad rozaremos el caos social, la pandemia la provocará la falta de alimentos, no una gripe. Sólo queda luchar y desalojar del poder a esta plaga bíblica que nos tocó de gobierno.

5 comentarios:

  1. Ay bate

    Nunca mejor dicho "Dia de los trabajadores, sin trabajo"

    Ya que hablas de la ausencia de protesta social. Al gobierno de mi pais, le viene tan bien esto de la epidemia por la influenza humana: se canceló el desfile del "Día del trabajo". Este año, como nunca, al Presidente le iban a llover todos los reclamos duros habidos y por haber... porque eso es lo que se merece. Pero se salvó... gracias a la influenza.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es absolutamente vergonzoso,repugnante,ver como a esta caterva les da igual el drama que están paasndo millones de familias que han perdido su puesto de trabajo, que no tienen subsidios ni ayudas, que hacen cola en Cáritas o en los comedores de las parroquias.
    Yo, que colaboro en un comedor de Cáritas que está absolutamente desbordado,veo sus caras,sus miradas perdidas,familias que han perdido la esperanza y que sujetan su bandeja con la angustia de la certeza asumida de que el futuro es negro.
    Han traicionado a los trabajadores,se han vendido por las subvenciones multimillonarias que reciben y por un sectarismo sonrojante que da asco y náuseas.

    ResponderEliminar
  3. Los sindicatos son un cáncer para los trabajadores.

    ResponderEliminar
  4. Traidores de trabajadores,
    encima son cuatro gatos,
    se blindan y son oradores,
    ante los despidos los sindicatos.

    ResponderEliminar
  5. Estoy totalmente de acuerdo con el post y con los comentarios.

    Pero soy optimista, confío en que esta época marque el fin de los sindicatos orgánicos tal como los conocemos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.