viernes, 22 de mayo de 2009

Creo que el mundo lo podíamos dividir en dos momentos históricos: Antes de componer esta música Beethoven, y después que Beethoven compusiera esta música.

5 comentarios:

  1. La música de los últimos años de Beethoven es especialmente alucinante.

    Esto es un poco anterior a lo que tú pones, pero pero pero pero.

    Esto es de esos tiempos, más o menos.

    ResponderEliminar
  2. Sabes que cuando se estrenó la Grosse Fugue, fue rechazada la obra por el público y El sólo dijo "No importa, no la compuse para ellos, sino para el futuro".
    Ahí es donde hay que encuadrar estos últimos cuartetos tardíos, cuando la sordera ya ha hecho mella en su ánimo. La vedad que es alucinante esta música.

    ResponderEliminar
  3. No, la verdad es que no lo sabía. El último Beethoven es algo de otro planeta. ¿A ti también te pasa que, como empieces con una de sus obras de los últimos 10 años, después echas una temporada enganchado a todas ellas? Yo, como caiga en alguna, luego van todas seguidas; los cuartetos 12 a 16, las sonatas 29 a 32, las variaciones Diabelli, la gran fuga, la missa solemnis y la novena, claro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Lo más gradioso es que le echas un vistazo a la partitura y no dice gran cosa. Un sordo, nos explica cómo hay que entender la música a partir de él. Te imaginas un pintor ciego...

    ResponderEliminar
  5. ...la música, para quien no lo haya entendido es el arte mas súblime, un sordo crea las mejores páginas. Ahí quedó.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.