domingo, 12 de abril de 2009

MAS NIEVE.


Años de nieve, años de bienes.
No se, no se. Creo que este refrán vamos a tener que jubilarlo.
Parece que por estos lares el general invierno no nos quiere dejar, a mi no me parece mal, mire usted. Cae tres copos de nieve,y ya estoy cogiendo la cámara. Eternizo el momento, que bonito, y me largo a otro sitio, si las inclemencias me lo permiten.
El viernes santo estuve apunto de quedarme encerrado en el puerto de Navacerrada, ya no hay quitanieves, y hasta que no apareció uno, pues eso, que no pude bajar. Un vienes santo nada macareno, la verdad, y eso que llevaba en el coche a la Centuria Macarena, el CD eh. Ya puesto me acerqué a Segovia, todo me queda muy cercano. Lo mejor de vivir donde yo vivo es que me coge cerca casi toda España, menos Sevilla. Creo que ya lo he contado por aquí, pero como es una anécdota tan sabrosa la contaré otra vez, con la venia de los pocos lectores y lectoras que me siguen visitando.
Estaba Joselito el Gallo en la estación de la Coruña, habian tenido unos toros malísimos, se le acerca un compañero de la cudrilla y le dice al genio
- Maestro, hay que ver lo lejos que está Sevilla para volver ahora,
a lo que este le respondió:
-No mire usted, Sevilla está donde tiene que estar, lo que está lejos es esto.
Pues eso.

























4 comentarios:

  1. Vaya, veo que ha habido cambios por aquí.

    Dentro de unos días ya podré empezar a decir mi refrán favorito: "cuando marzo mayea, mayo marcea". Jejeje.

    ¡Qué bonita Segovia!

    ResponderEliminar
  2. Bate

    Como yo vivo en un país casi tropical, me fascina la nieve. Uno siempre desea lo que no puede tener. Y como además, para sellar la ironía, soy alérgica al sol y al calor extremo, más deseosa de vivir en un clima de fresco a frío.

    Un abrazo par el frío

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Si hasta nevó en El Escorial, que me llamaron unos amigos que estaban de vacaciones entusiasmados ante la postal!!.
    Lo de El Gallo es genial...

    ResponderEliminar
  4. La nieve es una bendición. Aquí sólo hay en el Teide y son miles los que acuden cada fin de semana de invierno a verlo. Luego bajan con el típico muñeco en el parabrisas del 4x4. Serán catetos...

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.