domingo, 5 de abril de 2009

Comunicado oficial.

El autor de este blogg atraviesa en estos momentos la que seguramente es ya su undécima crisis blogguera. Esta última sequía no se traduce en deseos de cerrar el chiringuito, pero sí en ausencia total de ideas luminosas para escribir un poema en prosa como Dios manda, así que a esperar toca, y pide paciencia a sus lectores poetas, filósofos, teólogos, catedráticos de griego,músicos callejeros,saltimbanquis,políticos,matronas,patrones y demás condición humana.

11 comentarios:

  1. Bate

    Sé de lo que me hablas.

    Hay que dejar descansar a las musas... mientras llegan, te dejo un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Pues te acompaño en esta crisis bloguera que también es mía, veremos hasta cuando dura. Besos bate

    ResponderEliminar
  3. Gracías mile, pero que mile davis, han visto, todavía me queda algo de improvisación. No estoy tan mal. Un abrazo a las dos.

    ResponderEliminar
  4. Toamte unos dias de descanso, y vuelve con las pilas cargadas.
    Eso nos pasa a todos:hay dias en que te dan ganas de cerra el kiosco,tirar la toalla y que venga otro a defender el fuerte.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ay Natalia,.. quién estuviera en sevilla viendo a la virgen de la Paz por el parque...

    ResponderEliminar
  6. Estando como estas lejos de Sevilla en esta Semana Santa, y sabiendo lo que ésta significa para ti, es normal que a uno se le ponga un pellizco en el alma, y por extensión, esta sensación de congoja se trasluce en el pensamiento…
    Sólo te digo que pa lante pues la semana santa sevillana la llevas metabolizada desde hace ya muchos años. ¡¡Bueno que te voy a contar compañero!!

    El viernes (de Dolores) estuvimos viendo la restauración de la Iglesia de San Luís de los franceses http://3web.dipusevilla.es/SanLuis/sanluis.html
    y pasamos por Bustos Tavera para ver en el convento de La Paz “La Mortaja”, que sé tiene una significación especial para ti. Y el pasado 27 vimos casi de casualidad en la iglesia del Sagrario la Gran Misa en Do Menor de Mozart, con una más que honrosa interpretación del coro de la Universidad y la Sinfónica Hispalense. Me acordé mucho de ti.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Todos pasamos por estas crisis alguna vez. Ni caso. Cuando te apetezca, escribe. Y cuando no, no. Así de sencillo.

    Sobre lo que dice Locuaz, destrozar una de las obras más impresionantes de Mozart, tiene delito.

    Un abrazo y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  8. Vaya por delante que sólo soy un humilde aficionado, pero me doy cuenta de las carencias.
    Desde luego la interpretación de la Misa pudo ser en verdad infinitamente mejorable, pero la ocasión de traer ésta obra a la iglesia del Sagrario (el ámbito litúrgico), es algo de lo que en Sevilla adolecemos por lo general.
    El coro al menos sonó conjuntado y solemne. Y la interpretación fue menos desastrosa que la 5ª de Beethoven que la precedió.
    Ojalá hubiésemos podido disfrutar de la Filarmónica de Berlín o el Concergebouw de Ámsterdam y voces solistas de calidad, pero estamos en Sevilla y tenemos lo que...tenemos: cornetas y tambores.
    Será que con la sequía musical uno se conforma con poco.
    Hace falta mucha pedagogía musical para que, de la nada, puedan salir aquí orquestas como las de Venezuela (a pesar de Hugo Chaves), con un nivel aceptable, pero con estos mimbres...

    ResponderEliminar
  9. Joder Morato, que las cornetas y tambores no tienen culpa de nada, no les des argumentos al enemigo. Por otra parte diré, creo que se habeís malentendido.

    Un Abrazo morato y dile a Nuria que se pase más por aquí.

    ResponderEliminar
  10. Entiéndame usted también; lo de “cornetas y tambores” no es más que un juego de palabras para describir una situación atronante de abandono musical. El ejército también utiliza bandas cuarteleras con esta descripción. Nada en contra de nuestras bandas de música que por lo menos despiertan afición y devoción.

    ResponderEliminar
  11. Eso eso, afición. Ay..si a esos canis con talento le diese por escuchar al betoben.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.