domingo, 8 de marzo de 2009

Un día en Reikiavik.



En un barrio de las afueras de Reykiavik (Islandia).

- Ólafur Ragnar.
- Dime, Olsen Olsen.
- ¿Te apetece que vayamos a tomar el solecito tan rico que hace en la ladera de Hafnarfjöhur? , anda, chulo, acerquémosnos, que va a tocar un grupo que está pegando mucho por aquí.
- ¿Y se puede saber a quién están pegando?
- Ji JIIJI. Tonto, más que tont;, cuando digo pegando, me refiero a que están muy bien.
- Y quién dice eso?
- ¡Otra vez!, no te entera de nada eh, babucha, lo dice entre otras la Steingrimur.
- ! Esa tía es una guarra ¡
- vale, lo que tú diga .. tu sigue asín, que me parece a mí que hoy tú no pruebas el pastel de arenque con crema de nabo que he preparado, vikingo, que eres un vikingo.

El silencio y la tensión se mascaba en el aire puro de la isla. Ólafur Ragnar para romper el mal ambiente soltó lo primero que se le vino a la cabeza.

- Olsen Olsen.
- ¿Qué carajo quieres ahora, amarg?.
- ¿Te has enterado lo que ha dicho Zapatero?
- A ver..., cuenta.
-Que se siente feminista.
- Ese hombre ha perdido el oremus.
- O se ha vuelto loca.
- ¡Eso, eso! ,¡¡¡ como nosotras!!. Anda, vamos al concierto ese que dices, cariño.

3 comentarios:

  1. ¿Steingrimur no será Bibiana Aido en sueco,no,?je,je...
    Habría que soltar allí,en la ladera de Hafnarfjöhur,a Magdalena álvarez para que adquiera conocimientos sobre nevadas.
    Con gorrito de castor y un manual de lenguaje por señas.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, muy bueno Natalía. Oye, te escuche el otro día en la aradio. Estuviste espléndida, hacía tiempo que no bajaba por Sevilla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta lo de "ese hombre ha perdido el oremus". Jeje

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.