lunes, 9 de marzo de 2009

ILUMINADOS.



Los cráneos privilegiados de la consejería de sanidad de la Junta de Andalucía decidieron hace unos años que como los hospitales no estaban todavía demasiado saturados, sucios y abandonados, pondrían en marcha una política de acercamiento del ciudadano a sus centros sanitarios, lo cual, los familiares, amigos, queridas, etc., podrían entrar a cualquier hora del día o de la noche a visitar a sus enfermos e incluso merodear por el hospital desde la habitación del convaleciente visitado hasta casi participar en una operación de apendicitis del quirófano que cogiera mas a mano.
Dicho esto, no hay que estar muy vivo para predecir que esta majadería progre llamada “ Hospitales de puertas abiertas” , acabaría con el personal sanitario y lo que es más importante, con los pacientes totalmente angustiado y victimas de un fraude, cometido por gentuzas que crean leyes y normas desde sus despachos de diseño Zen a 6000 € la silla. Nada nuevo bajo el sol.
Me conozco bien el Hospital Universitario Virgen del Rocío ( ¿ para cuando el cambio de nombre?), y he visto verdaderas barbaridades, comenzando a ser normal que los amiguetes del enfermo de turno se trabajasen un botellón en la habitación o, el hermano de una parturienta aprovechase la obligada visita familiar, para trapichear en las puertas del centro con drogas. Todo muy democrático, muy en la línea chachi piruli, colegui.
Un buen día, médicos, médicas, enfermeros, enfermeras, ATS, y supongo que hasta algún representante de algún sindicato que guartrapeaba por ahí, que remedio, pegaron un golpe en la mesa y dijeron; hasta aquí hemos llegado, y vamos a empezar a trabajar por lo importante, que es cuidar y sanar a los enfermos, y como ustedes comprenderán, el coño de la Bernarda, con perdón, no es el sitio mas idóneo para que los enfermos reposen y recuperen la salud y el ánimo, así que vamos a llevarnos bien lo que haya que llevarse.
Y a partir de ahora, poquito a poco, muy poquito a poco, comenzarán a restringir los horarios y el número de visitas, pero ya digo, todo muy lentamente, que tampoco es plan que se queden con el culo al aire, los que crearon esta estúpida y cruel norma, mejor dicho, no norma.
¿ Dimitirá alguien por todo el daño causado?
Ni lo sueñen. El cabeza de huevo o de hueva que ha engendrado esta bazofia lo más probable es que suba en la jerarquía de la consejería de marras, creando doctrina y jodiendo al prójimo, que es lo suyo. Ahí quedó.









8 comentarios:

  1. Esto,querido Jose,es lo habitual en la Andalucia Imparable del disléxico Manolito.
    Es una auténtica vergüenza,y una muestra más del nivel degenerativo del régimen chavista que lleva treinta años de poder omnímodo e initerrumpido.

    ResponderEliminar
  2. Pero que fuerte esto que cuentas no? me parece increible la desfachatez de este hombre. Yo los metía a todos en un hatillo y les daba una patada te lo juro, grrgrrrr que rabia me entra

    Un saludo Bate.

    Off topic. tienes premio en mi blog

    ResponderEliminar
  3. ¡Pero qué horror!

    Y a mí que ya me parece espeluznante que aquí haya dos personas acompañando a cada paciente, independientemente de su estado...

    ResponderEliminar
  4. Si señor.
    Mi relación con los hospitales del SAS ha sido dura y penosa. El descontrol que he vivido en cuanto al trafico de visitas y personas en el Virgen del Rocio, es verdaderamente lamentable (sencillamente no hay horas y te cuelas por donde te da la gana), y el comportamiento de algunos celadores en el Virgen Macarena es para poner una denuncia en toda regla por abusos con los pacientes (que quede claro, y por una falta total de profesionalidad y de formación adecuada para tratar fundamentalmente con los pacientes que son los principales perjudicados, y con sus familiares que padecen las consecuencias.
    Ahora parece quedar en evidencia, comparativamente hablando, la desastrosa política de inversión de recursos de la Junta que ha hecho crear el espejismo para los más crédulos de que aquí se ataba a los perros con longaniza. En la actual coyuntura, esta situación de mala administración de los bienes públicos queda aún más en evidencia. Se ha dilapidado el capital propio y europeo y seguimos en babia.

    ResponderEliminar
  5. Los hospitales del SAS dan pena, por lo menos en los que yo estado, sucios, atestados de gente. Claro que siempre hay excepciones, pero es la tónica general. Aunque no sabía que se podía llegar a tanto, con lo del botellón y las drogas me has dejado con la boca abierta.
    La cosa está mal, pero hasta que no cambiemos de manos, con estos "iluminados" en el poder, poco podremos hacer.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Andalucia de mis amores y de mis desgracias. Esto lo hacen 30 años de gobierno socialista.. bueno 30 que digo, con solo 1 años lo que funciona acaba acorralado por hijos, primos, hermanos, padres.. etc., todos "de..." algun consejero de turno...

    ResponderEliminar
  7. hola juan manuel. Aquí en Uruguay sucede algo similar, hospitales saturados, gente robando ahi mismo, drogandose, aporximadamente 10 visitas a un paciente grave, peleas por obtener una cama... es una selva.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Muy buen aporte. A ver que te parece el mio. Visita mi casa: te aseguro no te dejará indiferente. Si sigues mi blog, sigo el tuyo. Saludos!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.