jueves, 26 de marzo de 2009

CRUELDAD INTOLERABLE



Una vez le expuse a mi padre todo lo desgraciado que creía ser, toda la amargura que estaba pasando en lo más hondo, y la toda hiel que salía de mi mismidad, sin puertas que aguantaran tanto rencor conmigo mismo, que es la peor inquina que ahí, ay….
El ser más desgraciado del mundo, estaba delante de él, acabado, despedazado por una tromba de arena que surgía de lo más recóndito del alma, y lo absolutamente intolerable, es que mi padre no actuaba como yo esperaba que se debe actuar en estos casos.
En estas situaciones, pensaba yo, había que aplicar al sufriente, al alma en pena, una dosis de azúcar merengada lo suficientemente grandiosa como para que se ahogase en tantos buenos sentimientos y no volviese a dar la tabarra con tantas batallitas vacuas.
Pero claro, va mi señor padre y me dice el buen hombre…- Te aguantas y punto.
Se lo pueden creer, te aguantas y punto, pero que significa esto, donde está la compresión de un padre por el dolor que siente un hijo por no tener lo que no sabe querer, o es que acaso no le doy pena, o es que, ha descubierto que ya es hora que caiga al precipicio para que yo solo, acompañado solamente por mi valor, pueda salir del agujero.
Pues si, te aguantas y punto, y a dar pena, al circo.
Padre, me lo deberías haber dicho antes, porqué no sabes lo profundamente agradecido que te estaré todo lo que me quede de vida; las flores que compraré para ti , aunque no te las pueda hacer llegar, llevarán siempre el mismo mensaje en la nota del ramo….- Me aguanto y punto¡¡¡.
Y será siempre nuestro secreto, la mejor lección que me diste sin pensarlo. Se, que la mejor enseñanza es aquella que nace del amor.
El sufrimiento sin amor no vale gran cosa, es tan estúpidamente utilitario como el amor sin sufrimiento, a nada conduce, o sí,… al barranco de las desdichas que son los peores lugares de este mundo , aparte del averno en vida, en las que muchas criaturas se obstinan en alcanzar, abriéndose paso entre las víboras, un destacado lugar.
Hay que saber decir no a un niño, comenzar a negarse a ser unos padres siempre compresivos con la última trastada del nene.
Leí a un sicólogo francés decir, que si educas a tu hijo como un demócrata, te saldrá un dictadorzuelo.
¿ A cuanto está hoy el kilo de Verdad ?, no lo se, lo que si me malicio de pensar es que estamos llegando a la estúpida situación de transmitirles a los jóvenes de hoy, que la verdad no importa, que es una mercancía caduca, que lo más sencillo es mirar para otro lado antes de aguantarse con la desgracia que te ha tocado en carga, que siempre habrá alguien cercano que nos saqué las castañas del fuego.
Luego vendrán las legiones de pedagogos a roer como ratas todo el esfuerzo que se pone en educar a un niño, con la lógica buenísta, …. no se puede estigmatizar a un niño haciéndoles estudiar a la fuerza, nos dirán que no se le puede poner un castigo, que se traumatiza y después se vuelven violentos.
El igualitarismo entendido como el aborregamiento de la muchedumbre, y siempre nivelando desde abajo.
Siempre me llamó la atención que una de las primeras medidas de este gobierno fuera despojarse del trato de Excelentísimo, que le corresponde a un ministro o a un presidente del gobierno. Odian la excelencia, lo encuentran rancio y facha. Saben que una sociedad culta e instruida los mandarian al paro. En la excelsitud tienen su mayor enemigo.
Disculpen tantas ideas a la vez y tan mal expresadas.

11 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. No sólo se ha perdido el culto a la verdad,si no que la decencia,la honradez,el trabajo,el esfuerzo y el sacrificio,cotizan a la baja.
    Como bien dices,Jose,"odian la excelencia, lo encuentran rancio y facha".
    Como decía Orwell,"la izquierda siempre ha apostado por la icultura y la ignorancia".
    Y si Pol-Pot asesinaba a quien tuviera gafas por que sospechaba que podía leer y ser un "intelectual",la izquierda garbancera patria apuesta por la LOGSE y la EpC como medios de aborregamiento.
    Los porros y las "botellonas" hacen el resto.

    ResponderEliminar
  3. "Te aguantas y punto". Absolutamente genial.

    Los pedagogos y sus tonterías han hecho más daño a la sociedad del que podemos ver. Hace un rato escuchaba hablar a un pedagogo de cómo la gente tiene que llegar al conocimiento no mediante el estudio, sino por descubrimiento mientras disfruta.

    Hoy venía yo en el coche pensando que por qué permitimos que el gobierno regule qué estudian los niños en los colegios privados. Que si sería posible crear un colegio en que todo lo que estudian en primero, segundo y tercero de primaria, se estudiara mejor en un único curso, y así con los demás, hasta lograr unos niños que realmente estén formados y tengan idea de algo.

    Yo me ofrezco como socio capitalista y como profesor.

    ResponderEliminar
  4. El colegio se llamaría "Señorita Rotenmeyer".

    ResponderEliminar
  5. Me parece una idea genial noatodo. Es cierto todo el daño que han hecho en las escuelas y lo que queda, porque hay unas cuantas generaciones que tendrán que sufrir todavía esta lacra, esta sinrazón.
    Me apunto a ese colegio "excelente"

    ResponderEliminar
  6. jajajajaj, me gusta, y de conserje el abuelito de Heidi, esa niña insoportable...donde se ponga la verdad de Rotenmeyer.

    ResponderEliminar
  7. Niños mal educados, adolescentes aburridos, padres maleducados, educadores aburridos (de pena)… ¿Qué está pasando?
    Hay que regenerar el valor del esfuerzo personal. Los logros se valoran en la medida en que sabe lo que cuesta alcanzarlos. La superación de las dificultades.
    Es cierto que hay palabras a las que han querido despojar de su valor original y mandarlas al gheto de lo reaccionario. Este es el caso también de DISCIPLINA. ¡Ojo quien utilice este termino en un centro de “educación”!; ésta sólo queda para la jerga castrense cuartelera… y ya ni eso. Sin embargo tu sabes bien, pues eres músico, cuan importante es la disciplina para el estudio.
    Hay que respetar el derecho a cualquier persona de tropezar y caerse para poder levantase luego y poder aprender de los errores, esperando que se haga el menor daño irreversible posible. Nadie escarmienta por cabeza ajena y cada uno debe de ir abriendo los ojos a la realidad de la vida. Para este aprendizaje se necesitan guías que con serenidad y sabiduría templen en esos momentos duros, pero necesarios y que potencien la parte de enseñanza positiva que esto depara.
    Bueno que me enrollo y que me parece muy bien tu exposición y… ojala tuvieran las cosas tan claras muchos padres y algunos maestros.

    ResponderEliminar
  8. Pues si, querido Morato, en esas estamos, solo me queda quitarme el sombrero ante tus palabras. Incidir en lo que dices,.. ""ésta sólo queda para la jerga castrense cuartelera… y ya ni eso". El otro día me crucé con un grupo de soldados en mi excursión a Cotos, en mi entrada - Las saqué el otro día y yo en camiseta-, los podrá ver, te aseguro que de marcialidad, cortito con sifón, ellos y ellas estaban a lo que estaban, al mamoneo.

    ResponderEliminar
  9. hablamos de diciplina en el colegio bate o no acuerdas de cuando eras revolucionario del no uniforme, como emos cambiado

    ResponderEliminar
  10. Pedazo de torrijas que me voy acomer mañana viendo el pregon . fede un abrazo

    ResponderEliminar
  11. como andas batee! se paso tu padre con lo que te dijo, un genio, creo que cuando exteriorizamos esas cosas buscamos una dulzura que nos haga subir la glicemia pero no es lo que corresponde...seguire el consejo de tu padre. un beso

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.