sábado, 7 de marzo de 2009

¿Como se llegó?

Después de leer algunos fragmentos de este libro, En el corazón del infierno -Documento de un Sonderkommando de Auschwitz, 1944. por Zalmen Gradowski, he sentido una repugnante sensación que me ha echo sentir sucio, embriagado por un hedor de pertenencia a una humanidad que nunca aprenderá de la Historia. La pregunta es ingenua por mi parte, tiene respuesta. Se llega a esta infamia quitándole a tu enemigo cualquier atisbo de humanidad. Se llega a esta infamia educando a generaciones entera en la mas repugnante relatividad. Todo vale.

El vertido del gas
En el silencio de la noche se oyen los pasos de dos personas. A la luz de la luna se vislumbran las dos siluetas. Se colocan las máscaras para verter el mortífero gas. Llevan dos grandes bidones metálicos, que pronto aniquilarán a miles de víctimas. Dirigen sus pasos hacia el búnker, hacia el profundo infierno, hacia allí avanzan sigilosamente. Serenos, fríos, impasibles, como si se dispusieran a realizar una labor sagrada. Su corazón es de hielo, sus manos no tiemblan ni una sola vez, con paso inocente se acercan a cada “ojo” del búnker enterrado; allí vierten el gas y después tapan el “ojo” abierto con una pesada tapadera para que el gas no pueda salir. A través de los ojos-orificios les llega el intenso y doloroso gemido de la masa, que ya se debate con la muerte, pero su corazón no se conmueve. Sordos, mudos, con frialdad impasible avanzan hacia el segundo “ojo” y vuelven a verter el gas. Así van cubriendo hasta el último de los “ojos”, y entonces se quitan las máscaras. Ahora marchan orgullosos, llenos de coraje y contentos. Han cumplido con una importante tarea para su pueblo, para su país. Acaban de dar un paso más hacia la victoria...

Os dejo con una música que produce una misericordia que consuela tanto dolor.

3 comentarios:

  1. Que nunca aprenderemos de la historia, está claro; basta con mirar el estado del mundo actual, para constatarlo.

    Bien dice el refrán "el hombre está condenado a repetir sus errores, una y otra vez"

    Saludos, gran tema este que tratas.

    ResponderEliminar
  2. Se llega a esta infamia quitándole a tu enemigo cualquier atisbo de humanidad.

    Por ejemplo, con la eutanasia (primera parte y segunda).

    Un saludo, Batecado.

    ResponderEliminar
  3. Nauseabundo. Si que lo es. Las barbaries que "el hombre" ha cometido, y sigue cometiendo, son las que nos pueden llevar a la destrucción de la humanidad. Estoy convencido.
    Pues si que es ese el bar, querido amigo. Y espero sinceramente que podamos vernos, y eso...unas cervecitas y unas charlas, que siempre vienen bien. Además, nos reiremos, que eso es saludable...jejeje.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.