lunes, 16 de marzo de 2009

CELEBREMOS EL DESHIELO.



William Shakespeare


Soneto II





When forty winters shall besiege thy brow,
And dig deep trenches in thy beauty's field,
Thy youth's proud livery so gaz'd on now,
Will be a tatter'd weed of small worth held:

Then being ask'd, where all thy beauty lies,
Where all the treasure of thy lusty days;
To say within thine own deed sunken eyes,
Were an all-eating shame, and thriftless praise.

How much more praise deserv'd thy beauty's use,
If thou could'st answer this fair child of mine

Shall sum my count, and make my old excuse
Proving his beauty by succession thine.

This were to be new made when thou art old,
And see thy blood warm when thou feel'st it cold.

************************



Cuando cuarenta inviernos, pongan cerco a tu frente
y caven hondos surcos, en tu bello sembrado,
tu altiva juventud, que admira este presente,
será una prenda rota, con escaso valor.

Y cuando te pregunten: ¿dónde está tu belleza?

¿Dónde todo el tesoro de tus mejores días?
El decir que en el fondo, de tus hundidos ojos,
será venganza amarga y elogio innecesario.

¡Qué halago más valdría, al usar tu belleza,
si responder pudieras: «Este hermoso hijo mío,

ha de saldar mi cuenta y excusará mi estado»,
mostrándose heredero, de tu propia belleza!

Será cual renovarte, cuando te encuentres viejo
y ver tu sangre ardiente, cuando la sientas fría.

Wynton Marsalis , http://www.youtube.com/watch?v=rtXpo2OC0GQ&feature=related

** Jardín lateral de la Ermita del Cristo del Caloco ( El Espinar)

4 comentarios:

  1. Los sonetos de Shakespeare me traen muchos recuerdos. Utilizaba algunos en las primeras fases de tonteo de mis escarceos amatorios para hacer que mis presas cayeran.

    Yo era joven...

    ResponderEliminar
  2. Noatodo, y hubo alguna damisela que cayera rendida a usted por mor de la mágia del bardo?

    ResponderEliminar
  3. Sabes... Realmente la primera damisela que cayó rendida fui yo. Jajajaja. Trozo de poema a trozo de poema, durante unas Navidades de 1998, caí como un idioto en una relación que se veía venir a quilómetros que no pasaría de la segunda semana, como así fue. Yo era joven y tierno... Jejeje.

    Con todo, aprendí la lección y poco tiempo después utilicé yo la misma estrategia en más de una ocasión y te confirmo que da muy buenos resultados.

    Tengo la edición de Anagrama (me gusta mucho la traducción, aunque ahora no recuerdo de quién es y no la tengo aquí) y tengo el libro todo lleno de post-it. Para el mal, claro.

    ResponderEliminar
  4. 1998? si eso está hay a la vera. Es usted un puber. En las cosas del quere, contención.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.