jueves, 29 de enero de 2009

Yo y Coldplay

Hoy me siento acabado. Llevo un par de semanas en un estado patéticamente griposo, con una intoxicación de frenadol que acabará por qué le coja asco a las naranjas. Hoy me han crujido los huesos, no uno en concreto, los 206 huesos de los cojones. Aquí hemos pasado del intenso frio a la humedad más húmeda del planeta, que está en la isla del tesoro (Robert Louis Stevenson).
Pido amparo a ese grupo que me ha hizo ver la humedad de la playa de otra manera. Mira que tiene malaje el tío, pero reconozco que su primer disco fue una obra maestra. También tiene malaje el Luque y hizo “Una ópera envasada al vacio”. Crema. Dejemos lo saborio a un lado.
El día que Colplay empezaron a interesarme menos, así, automáticamente, fue cuando al cantante le dio por llevar unas pegatinas en las manos, una publicidad por los derechos humanos o algo así. Es curioso como los artistas mientras más forrados se ponen, mas tienen que lavar sus angelicales conciencias. La última vez que los vi, iban disfrazados con uniformes militares de diseño, como son los modernos. Aun así, hubo una época que me aliviaron los días.



miércoles, 28 de enero de 2009

Dinosaurs jr.

Abril del 94. Estamos en Nueva Jersey.
El Seli se encuentra en un bar de Nueva York con el nota este de los pelos que toca la guitarra como su puta madre. Yo, me cago en to de no estár con el seli, estoy con el begoño dando vueltas por un estado americano una jartá de lejos de to los sitios. Me tiré unos cuantos años tocando una canción de esta gente. Nunca me he sentido más solo que rodeado de 13 millones de gente. Taxi ….a nueva york.!!!!
Que pedazo de grupo¡

CRISIS Y MIEDO.


“ Nosotros soportaremos mejor la crisis, siempre hemos sido pobre”, me comenta un amigo de la infancia, la adolescencia, la juventud y lo que quede por venir.
Y de lo que tiene que llegar, comienza a brotar un cierto repelús frío y seco, un escalofrío de mármol, un llanto de hambre que habremos de consolar con lo mejor que guardemos en las alforjas.

Soltar lastre a lo prescindible, apretar los dientes y al toro, con dos cojones.
Es cierto que la vida pone a cada uno en su sitio, y que a lo mejor, en esta época de efusiones económicas y morales, no perder de vista las morales que de ahí parte todos los males contemporáneos, salimos fortalecidos., Dios lo quiera.

Por cada cristiano que caía presa de los leones en la decadente y bellísima Roma, germinaba miles de seguidores del Galileo. El sufrimiento es una terapia que ensalza espíritus nobles y arramblan por los caminos almas tibias y troyanas, basamento de soberbia e ignorancia a partes iguales.
Decía Chesterton que en todo aquello que vale la pena de tener, incluso en el placer, hay un punto de dolor o de tedio que ha de ser sobrevivido para que el placer pueda revivir y resistir.
En esta época que nos ha tocado y nos va a tocar sufrir, hay un factor nuevo, unos elementos distorsionadores y es que incluso los luchadores, a los que no se les caen los anillos heredados de los abuelos, a los que no le asustan los ogros de sonrisas estúpidas y talante de cabestro, incluso a esos, golpeará la marabunta.

Mi padre trabajó toda su vida desde niño hasta unos días antes de la jubilación, cuando lo empitonó un cáncer con cara de pocos amigos.
La última noche de aliento de su vida, agonizando, seguía luchando contra todo, la dignidad nunca le abandonó, le sobraba el pijama y le faltaba el aire, caminaba despacio hacia la luz, soltando lastre, pero sin flaquear, luchando.
Miremos a nuestros padres, a nuestros mayores, quizás aquí encontremos el salvoconducto que nos pueda servir de sendero para encontrar la salida. Ahí hallaremos la solución a tantas dudas que nos atenaza, a tantas preguntas embriagadas de indolencia. Y calmemos el espíritu que viene trotando fuerte la miseria.

- Aguantarse toca !!
Gracias madre.













martes, 27 de enero de 2009

Bach siempre

Educación,convivencia,ilusión,etc,etc.


Me parece cruel decirle a un niño en el nombre de una laica beatitud y unos prejuicios miserables e impostados, que los Reyes Magos no existen. Son los que a la Navidad llaman solsticio de invierno. Los mismos que luchan a brazo partido (cuanta energía dilapidada) en los juzgados para quitar un crucifijo de una pared clara y desnuda. Los mismos a los que la visión de un Belem les produce gastritis. Los mismos y las mismas que quieren despojar de conocimientos a la juventud. La historia ya no se estudia, la literatura es un cuento chino, más cuento que nunca y la gramática vale para mandar un sms abreviado.
Y es que da grima ver como se están cargando una generación tras otra. Parece como si lo único que le quisieran dar fueran derechos. ¿Sabe esta tropa que los derechos si no van acompañados de unos deberes, no valen para nada?
La última vez que estuve en casa de mi hermana Amparito intenté salir a la playa con mi sobrino, ir al cine, salir con las bicicletas por el campo, que por aquellos días recuerdo de un verde soberbio, charlar con él, nada, imposible. Se tiró el tío dos días seguidos jugando a la videoconsola. Que nadie vea en esa actitud, no sé, un rasgo rebelde. Lo único que había ahí era indolencia. Lo más parecido a un viejecito del IMSERSO, mi sobrino de trece años.
Nada más hay que darse una vuelta por una de esas series de televisión hecha para jóvenes, para entender lo que digo. Mucho pircing, o como se escriba, mucho buen rollito, mucho padre guay, mucho mariconeo y mucha poca vergüenza. Si ya hasta los dibujitos animados parecen pensados para anti sistemas.
En el nombre de lo políticamente correcto se están cometiendo auténticos disparates.
Si un padre le da un coscorrón a su hijo porque este está empezando a tener más peligro que un mihura, se busca una ruina. Ahora bien, si un niñato de 17 tacos y 11 meses se pone ciego de cocaína, se le cruzan los cables, y mata al primer pobre que pase por su lado, lo más probable es que no le pase nada al niñato. Por la sencilla razón que el angelito es menor.
- Menor en qué miarma… si la criatura es un ropero empotrao de 1,20 por 1,90.

lunes, 26 de enero de 2009

Valores


Supongo que estareis al tanto de la campaña de los autobuses ateos. Resulta que han puesto un cartel publicitario que dice así."Probablemente Dios no existe,deja de preocuparte y disfruta de la vida".

A mí este tema me produce sopor, es más, no pensaba escribir de ello, pero he encontrado la respuesta a este carajal. y dice así.

"Prefiero equivocarme creyendo en un Dios que no existe, que equivocarme no creyendo en un Dios que existe. Porque si después no hay nada, evidentemente nunca lo sabré, cuando me hunda en la nada eterna; pero si hay algo, si hay Alguien, tendré que dar cuenta de mi actitud de rechazo”.

domingo, 25 de enero de 2009

El Espinar.

Cada vez nos olvidamos más de lo verdaderamente importante.
Antonio, un personaje que conocí en El Espinar (Segovia) me enseñó el parque del pueblo y la plaza de toros. Al decirle que era sevillano, me contó que en los años cincuenta vio como un toro empitonó a un torero de Sevilla y lo dejó en el sitio. Desde entonces, dice, se le quitaron las ganas de ir más a la plaza. El nombre del torero se me olvidó. Se me olvidan tantas cosas….En el parque me contó que El espinar es un pueblo muy tranquilo y que tiene unas de las iglesias más importantes de la zona. Cosa totalmente cierta. Se trata de la iglesia de San Eutropio, y cuenta con un retablo del siglo XVI que es una autentica maravilla. Quizás lo que más llame la atención de las piezas de la iglesia sea su sarga. Su función principal es la de cubrir el retablo durante la Semana Santa, proporcionando al mismo el aspecto penitencial propio de esas fechas. Si este año me tengo que quedar aquí en semana santa, que es lo más probable, iré a ver ese retablo que visten de luto.



sábado, 24 de enero de 2009

El Señor.

…Comienza a quebrar albores. La imponente canastilla surge de un silencio sepulcral cargando un misterio hondo. La claridad de la mañana acerca aun más el rostro cansado y austero de la imagen. Un crujido doloroso acompaña el levantar del paso. La tensión en la forma de andar de los costaleros, hace más dramático el momento. La gente se recoge para que la cofradía pueda ahondar en su camino. Cuantos siglos de callada penitencia hay en este momento. Los vencejos, asustados, callan. Una nube de prodigioso incienso penetra la luz.
Se acerca, el paso racheado, y la voz del capataz mandando:
-Pararse ahí.
Cuantos siglos cargando la cruz, cuanta esperanza sembrada a la sombra de tu dolor.
Te paras a mi lado y un temblor frio recorre mi alma. Solo quiero que sepas que quiero compartir la carga que llevas, aunque exhausto caiga del peso.
Son las seis de la mañana y Jesús del Gran Poder pasa ante mí.
Se aleja, como un barco henchido de amor, como un viento sagrado que nos ha dejado un reguero de agua pura. No hay agua más pura que la que sale de tu contemplación.


viernes, 23 de enero de 2009

UN BOTELLÍN Y UNAS PIJOTAS FRITAS...

Me ha llegado un comentario de un anónimo, sobre la entrada -EN BUSCA-, dice así "Un botellín y unas pijotas fritas... delante del mar y del amor de tu vida. ¿acaso hay algo mejor?
A ver, estoy totalmente de acuerdo contigo. Doy por echo que el botellín será de la Cruz del campo, digo yo. Y ya puesto, pues nos pedimos una ración de sardinas. En Punta Umbria la ponen fresquísimas en un chiringito que hay al lado del hotel Barceló. Lo que no termino de pillar es...que carajo tiene esto que ver con lo que yo he escrito, a ver el anonimo, que salga y nos invite a algo.

jueves, 22 de enero de 2009

BRUMAS Y TRUENOS


Me decidí a estudiar música demasiado tarde. Con 17 años, monté un grupo de Punk-Rock; Bate y los Diarreas, nada serio, pero lo pasamos en grande.
Morato me pasó música importante, Gun Club, The dreams syndicate, The go-Betweens.
El siguiente paso fue la música clásica. Con 20 años me pongo a estudiar. En pocos años termino solfeo, canto coral, el primer curso de armonía y me matriculo en sexto de violonchelo. Tenía veinticinco cuando murió mi padre, y ahí se acabó mi carrera musical.
¿Podría haberme esforzado y compatibilizar estudio y trabajo? Si. Complicado, pero factible.
La música es una emoción que nos trasciende. No hace falta ser sacerdote para predicar el cristianismo. Ni me hace falta vivir de la música para que me llene de vida las 24 horas del día, los 7 días de la semana y las 53 semanas del año.
Llegue a tocar las Suites para chelo de Bach, y de forma bastante aseada. Nunca jamás me he sentido más libre que tocando a Bach, nunca me he sentido más excitado y nervioso que cuando terminaba el preludio de la 2ª Suite en re menor. Llega un momento que los dedos se deslizan por la madera solos, sin intermediarios, y cuando llega ese momento…Dios ¡Hay que respira fuerte y aguantar el tirón, ya no es uno el que toca, Bach se hace presente.
¿ Y después que queda? Después, soñar. Soñar con ese momento, volverlo a buscar, saborearlo, capturarlo y no soltarlo. Eso es la música. Nada más.

Lo que se aprende no se pierde, se guarda. Aprendes a montar en bicicleta y ya, nunca perderás el equilibrio. Aprendes a leer, y ya siempre podrás leer. Otra cosa será lo que leas.
Aprendes a tocar el chelo y siempre sabrás colocar los dedos, cambiar de posición, atacar un arpegio. Pero si no le dedicas unas cuantas horas diarias al estudio, nunca podrás transmitir nada. El talento sin disciplina vale cero. Lo único que hace falta para tocar el chelo es disciplina y oído. Si tienes disciplina pero no tienes oído, puedes tocar el piano, las teclas están ahí. Y si tienes oído pero no tienes disciplina, puedes dedicarte a la política, otra cosa es que escuches. Bueno, este es otro tema.

Creo que mañana toca Zapatero. Puf…tela.



miércoles, 21 de enero de 2009

Hay que tener valor


Estuve un año trabajando en el sevillano barrio de Torreblanca, arrabal teñido de pena, y de vida. Lugar humilde, de gente trabajadora. Y lugar castigado por la lacra de la droga y la marginación.
Trabajaba en una fábrica de trajes de flamenca (pura contradicción). Soy un experto en faralaes, doctorado en volantes y encajes por la Universidad de La Puerta Carmona. La factoría se nutría de los arreglos que hacían unas mujeres en sus casas/talleres. Yo estaba encargado de coordinar esos arreglos con las piezas maestras, es decir, acabar de confeccionar los trajes y que todo encajara como un puzle.
Un día, a primera hora de la mañana, vi salir de un piso a dos monjas, Hermanas de la Cruz por más señas. Me llamó mucho la atención y le pregunté a una de las mujeres del taller, colindante con el piso, que de donde salían esas monjas y que hacían allí.
- Llevan un par de semanas viniendo a la casa de un muchacho que tiene sida y se está muriendo. Pasan toda la noche con él y lo cuidan…hay que tener valor¡¡
Eso digo yo. Hay que tener valor.
Cuando el Obispo de Roma dice que ``Dios es amor”, supongo que se refiere a esto.

YouTube - mozart

YouTube - mozart

martes, 20 de enero de 2009

Bach.


¿De qué escribo? ¿Quien me pide que necesite escribir, enseñar mis fotos, que hago, donde están las dichosas musas? Supongo que la respuesta la sé.
Cuando conocí a J.S. Bach ya era demasiado tarde para dar la vuelta. Deja que te provoque un acento, y ya todo será distinto, deja que te invada el aire. Siempre supo donde iba, claro. Se entretuvo en unas notas de más y un acorde. Ese acorde que le susurró el que hace que todos estemos vivos. En Bach no hay color. La música que creó nos prepara.

lunes, 19 de enero de 2009

EN BUSCA .


Mañana saldré a buscar otra vez los cerros y los caminos nevados. Y por el sendero estaré atento de los cuervos, miraré más allá del atajo en busca de algún corzo, que ya he visto más de uno. Mañana tendré la ilusión de un pequeño cuando me suba al coche y ponga rumbo a las montañas.
Cada vez entiendo más el sentimiento de esas aguerridas personas que salen a buscar las cumbres de sus atalayas. Cada vez paso más tiempo en los caminos que no conducen a ningún lado, los caminos verdaderos, los que ya no quedan. Por los promontorios de la nevada que cae cuando menos esperamos, por la aflicción de la cara que atesora muchas pérdidas.

domingo, 18 de enero de 2009

Chesterton

Los hombres inventan nuevos ideales porque no se atreven a poner en práctica viejos ideales. Miran hacia delante con entusiasmo porque les da miedo mirar hacia atrás. (G.K. Chesterton)

Quiero empezar con esta cita de este escritor fundamental porque es cierto lo que afirma, cada vez miramos menos no ya a nuestros pasado más remoto, sino a lo que hicimos hace bien poco.
A medida que voy cumpliendo años, más conservador me vuelvo. El progreso está bien, diría que muy bien, pero hay que amarrar ciertas ideas para que la turbulencia de los cambios no nos ciegue el camino. ¿De que me vale que mi hija disfrute en clase de todos los adelantos informáticos, si después al profesor que le va a enseñar la materia, le han despojado de toda autoridad?

martes, 13 de enero de 2009